Política

¿Qué es el gobierno “a la portuguesa” que pide Sánchez a Podemos?

El presidente en funciones avanzó en una carta que buscará alcanzar un acuerdo con Unidas Podemos por la vía “portuguesa”.

Pedro Sánchez busca un acuerdo “a la portuguesa” con Podemos. ¿Qué es exactamente?

Publicidad

Por medio de una carta, Pedro Sánchez, presidente del Gobierno en funciones, avanzó que se reunirá con colectivos de la sociedad civil para lograr un acuerdo de gobierno “a la portuguesa”.

Lo que empezó siendo una mofa en el resto de los países, hoy en día Portugal tiene un gobierno de izquierdas que ha logrado el aplauso de Europa. El primer ministro, António Costa, y su partido, el Partido Socialista, no tienen socios en el Ejecutivo sino partidos en los que apoyarse en las ocasiones que hiciera falta, pero solo puntualmente.

El Partido Socialista de Costa fue la segunda fuerza más votada en las pasadas elecciones de 2015 del país luso con 85 escaños. Aunque en un primer momento el presidente de Portugal, Anibal Cavaco, nombró a Passos Coelho (de Portugal al Frente, primera fuerza en las elecciones con 104 escaños) como primer ministro, una moción de censura de una coalición de izquierdas liderada por Costa, en la que en Partido Socialista se apoyó en el Bloque de Esquerda (19 escaños) y la Coalición Democrática Unitaria (PCP-PEV, formada por el Partido Comunista, que logró 15 escaños, y Los Verdes, que lograron dos) logró la mayoría absoluta al obtener 122 escaños de 230 los disputados que hay en Portugal, derrocó a Passos y formó el gobierno portugués actual.

Por tanto, António Costa gobierna en solitario gracias a este modelo conocido como la “jeringonza” con apoyo de estos tres partidos, que no están incluídos dentro del Gobierno pero lo apoyan por medio de acuerdos bilaterales que firman con el Partido Socialista. Este Gobierno consiguió que el PIB creciera y reducir el déficit fiscal. Además, según el FMI, en su segundo año logró un progreso encomiable en afrontar los riesgos a corto plazo.

Publicidad

Pero no todo era maravilloso, pues se enfrentó a dos mociones de censura (consiguiendo salir vivo) y fue cambiado hasta cuatro veces por el primer ministro, unas veces por razones electores y otras por razones internas.

En definitiva, el gobierno portugués es una nueva solución constituida por acuerdos a nivel parlamentario, sin llegar a ser una coalición a cuatro ni de un gobierno apoyado de forma clara por otros partidos. Y es lo que busca Sánchez: Liderar estando condicionado por apoyos parlamentarios, sin tener nada asegurado y depender de Unidas Podemos para que su hipotético gobierno no caiga.

Publicidad