Rajoy buscará el voto en positivo, sin mítines y con presencia en televisión

El PP asegura que Aznar no necesita invitación para estar en campaña, pero no cuenta con él

El director de campaña, Jorge Moragas, presentó ayer en Génova la estrategia del PP, que se basará en presentar a su candidato con «espíritu de gobierno»
El director de campaña, Jorge Moragas, presentó ayer en Génova la estrategia del PP, que se basará en presentar a su candidato con «espíritu de gobierno»

El PP asegura que Aznar no necesita invitación para estar en campaña, pero no cuenta con él

La campaña del presidente del Gobierno en funciones, Mariano Rajoy, no tiene grandes actos de partido. Sólo dos mítines de entidad, en Málaga, a mitad de campaña, y en Madrid. El resto se sostendrá en pequeños actos sectoriales y mucho «paseo». En su diseño los estrategas del líder popular han tenido muy en cuenta aquellas provincias en las que el PP tiene bailando un escaño.

Aunque pueda haber muy pocos cambios en los votos, éstos sí pueden tener consecuencias en la distribución de los escaños. De hecho, con el mismo número de votos el reparto de diputados puede ser muy distinto en algunas provincias por cómo afecta la aplicación de la Ley D´Hont a la contabilización de los restos debido a la irrupción de la coalición Unidos Podemos. El comité de campaña del PP también ha tenido en cuenta en la organización de su «caravana» el cansancio de los votantes, pero confiado en que la desmovilización afecta más a la izquierda, que ha visto frustrado el cambio y donde su electorado anda más «desconcertado». Su objetivo es superar la barrera del 30 por ciento y para ello tiran de ritmo de merengue.

Dentro de esta campaña sin golpes de efecto, muy dirigida a apuntalar votos «decisivos», el Comité de Campaña del PP ha decidido jugar fuerte en televisión. El único debate en el que participará Rajoy será el del lunes próximo, en la Academia de Televisión, con Pedro Sánchez, Pablo Iglesias y Albert Rivera. Pero la experiencia de la anterior campaña, en la que Rajoy se estrenó en formatos nuevos, y de cuyo resultado quedaron contentos en la dirección popular, les ha animado a seguir profundizando por ese camino. Participará, por ejemplo, en la ronda de entrevistas electorales que está realizando Susanna Grisso, en Antena 3, dentro del programa «Dos días y una noche». Y también acudirá a otras cadenas de televisión, e incluso a «El Hormiguero», con Pablo Motos. El director de campaña, Jorge Moragas, precisó ayer que en la campaña también va a tener un protagonismo muy importante la vicepresidenta del Gobierno en funciones, Soraya Sáenz de Santamaría. La «número dos» de la lista de Rajoy participará activamente en Madrid y también en los actos organizados por el partido en el resto de España. «Va a estar presente en los medios de comunicación y en toda España. Ha sido una pieza clave en la historia del éxito de este Gobierno y por eso va a ser también protagonista de la campaña», explicó. En cuanto a la ausencia del ex presidente del Gobierno José María Aznar, la secretaria general, María Dolores de Cospedal, la justificó ayer, en una entrevista en «Espejo Público», en que la dirección se limita a tramitar las peticiones que reciben de las organizaciones regionales, dando a entender que ninguna de ellas había pedido que Aznar les respaldara en su campaña. Moragas, por su parte, tiró también balones fuera con el argumento de que Aznar es el presidente de honor del partido y por eso no necesita invitación expresa para participar en la campaña. En la anterior ya no estuvo. Pero lo habitual hasta entonces es que su presencia se acordase a través de una conversación directa entre Rajoy y él, o con otro miembro de la cúpula, para formalizar la oferta. Aznar no tendrá parte en el trabajo del PP para pedir el voto, pero aun así Moragas aseguró que saben que «quiere y desea el mejor resultado para el PP». Hasta ahora todas las encuestas han coincidido en confirmar la victoria de los de Rajoy y en anunciar pocos cambios, salvo el de que el PSOE puede ser superado por la alianza entre Iglesias y Alberto Garzón. Moragas subrayó, en la presentación de la campaña «A favor», que Rajoy hará una campaña «con espíritu de gobierno», moderada, «en positivo» y centrada en los problemas de la gente. Génova llama al electorado a no votar en contra, sino «en positivo, a favor del empleo y el crecimiento económico».