Rajoy cobra la mitad que Artur Mas, el presidente mejor pagado

Cinco mandatarios autonómicos superan el sueldo del jefe del Ejecutivo. Los alcaldes de grandes ciudades también ingresan más

La RazónLa Razón

El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, cumplió el sábado su promesa de hacer públicos su renta y su patrimonio, al colgar en la página web de La Moncloa las retribuciones que percibió entre 2004 y 2012, así como las declaraciones del IRPF hasta 2011. Con este gesto inédito, reveló que en 2012 percibió una retribución bruta de 74.912 euros, de los cuales 2.311 euros corresponden a retrasos de diciembre del año anterior. Esta cifra queda lejos de lo que ganaba como líder de la oposición, ya que en 2011 recibió 239.084 euros por su condición de diputado por Madrid y de secretario general del PP.

También se sitúa lejos de lo que perciben otros cargos públicos, como un buen número de presidentes autonómicos, alcaldes y jueces. La lista está encabezada por el presidente de la Generalitat de Cataluña, el nacionalista Artur Mas, que tiene derecho a 144.030,12 euros brutos, según figura en los presupuestos catalanes de 2012.

Los presidentes de País Vasco, Aragón, Madrid y Extremadura, siempre según sus cuentas públicas, también tienen derecho a salarios mayores que el del presidente del Ejecutivo. En concreto, los presupuestos vascos de 2012 preveían la asignación de 97.518 euros al lendakari, que hasta noviembre fue el socialista Patxi López. Su sucesor, el nacionalista Iñigo Urkullu, cobrará una cifra parecida.

Tras él, aparece la presidenta aragonesa, Luisa Fernanda Rudi (PP), que en 2012 percibió rendimientos del trabajo por valor de 90.604,79 euros, según figura en su declaración de la renta, que fue hecha pública ayer. Mientras, las cuentas de 2013 de Madrid y Extremadura establecen sueldos de 89.63,72 euros y 77.295,34, respectivamente, para sus presidentes, los populares Ignacio González y José Antonio Monago.

Los regidores de varias de las grandes ciudades españolas también engrosan esta lista de cargos mejor pagados que Rajoy. De hecho, el convergente Xavier Trías cobra 110.000 euros brutos como alcalde de Barcelona.

Junto a su nombre surgen los del alcalde nacionalista de Bilbao, Iñaki Azkuna, que percibe 96.399 euros brutos al año, y el de la alcaldesa de Madrid, Ana Botella (PP), que gana 94.703 euros. Cierra la lista de los regidores mejor pagados, el socialista Juan Alberto Belloch, que se embolsa 91.812 euros brutos al años por dirigir la política municipal de Zaragoza.

Además, si se compara la retribución con otros altos cargos del Estado, Mariano Rajoy también sale perdiendo. Así, por ejemplo, los presidentes de los dos Altos Tribunales cobran notablemente más que el presidente del Gobierno. En el caso del recien nombrado presidente del Tribunal Supremo y del Consejo General del Poder Judicial (CGPJ), Gonzalo Moliner, percibe 130.152,62 euros, entre su sueldo fijo (26.448,38) y otras remuneraciones (103.704,24). Y Pascual Sala, presidente del Tribunal Constitucional, tiene asignado por los presupuestos generales de 2013 un salario de 129.271,46 euros al año repartidos entre los 41.428,10 euros de su sueldo fijo y los 87.843,36 euros en concepto de otras remuneraciones. Asimismo, el máximo representante del Ministerio Fiscal en España, Eduardo Torres-Dulce, gana 113.838,96 euros a percibir en doce mensualidades sin derecho a pagas extraordinarias.

En cambio, los sueldos de los que comparten mesa en el Consejo de Ministros con Rajoy, sí que se mueven en cifras más parecidas. De acuerdo con los presupuestos generaeles del Estado del año 2013, la vicepresidenta, Soraya Sáenz de Santamaría, tiene derecho a una retibución bruta anual de 73.486 euros, que se divide en doce mensualidades sin derecho a pagas extra, es decir, la portavoz del Gobierno cobra la mitad que Artur Mas. En las mismas cuentas, se fija un salario bruto anual para todos los ministros de 68.891 euros.

Un sueldo siete veces inferior al de un consejero del IBEX

Sale perdiendo con cinco presidentes autonómicos, con varios alcaldes de grandes ciudades españolas y con presidentes de otras tantas instituciones como el Supremo o el Tribunal de Cuentas. Pero, ¿y si se compara la retribución de Mariano Rajoy con cargos del sector privado? Pues ahí también el presidente del Gobierno sale perdiendo. Y por mucho. Los 74.912 euros brutos que ganó el jefe del Ejecutivo en 2012 se quedan muy por detrás de los 522.000 euros que percibe anualmente un consejero medio del Ibex 35, según datos de la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) en 2011. O lo que es lo mismo, unas siete veces menos que un cargo de este tipo en las grandes empresas del sector textil, la banca, telecomunicaciones, energía o construcción que cotizan en Bolsa. Eso sí, la importancia de su cargo le lleva a ganar unas tres veces más que un empleado medio en España, que cobra unos 22.790 euros, según datos de la última encuesta de salarios.