Rajoy: «Madrid es sinónimo de una gestión exitosa»

El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy (i), conversa con el presidente de la Comunidad de Madrid, Ignacio González (d), durante la tradicional cena de navidad del PP de Madrid, que se celebra hoy en Collado Villalba (Madrid) y en la que interviene Rajoy.n
El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy (i), conversa con el presidente de la Comunidad de Madrid, Ignacio González (d), durante la tradicional cena de navidad del PP de Madrid, que se celebra hoy en Collado Villalba (Madrid) y en la que interviene Rajoy.n

El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, aprovechó ayer su presencia en la cena de Navidad del PP de Madrid para cerrar filas en torno a los líderes de la formación en esta comunidad autónoma. Apoyo sin fisuras del jefe del Ejecutivo a Ignacio González y Ana Botella en las vísperas de un año en la que los populares madrileños deben elegir a sus cabezas de cartel para los comicios locales y autonómicos de 2015 y en los que Ayuntamiento y Comunidad de Madrid se presentan como plazas clave. «Si hoy Madrid es una de las regiones punteras es por su gente y por el reformismo inteligente de Ignacio González y de Esperanza Aguirre», subrayó Rajoy. El presidente nacional del PP también destacó que esta región se haya convertido en los últimos años en «sinónimo de gestión exitosa y un escaparate de las políticas del PP».

Precedió el presidente de la Comunidad de Madrid a Rajoy en el uso de la palabra para instarle a modificar el sistema de financiación que impuso el Gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero. «Madrid necesita cuanto antes el apoyo del Gobierno de España», dijo González. Y Rajoy no dudó en recoger el guante: «Yo ayudaré a Madrid y a Ignacio porque ayudar a Madrid es ayudar a todos los españoles», aseguró el jefe del Ejecutivo, al mismo tiempo que elogió el trabajo de Ana Botella como alcaldesa de la capital, de la que destacó su «buena gestión en mitad de las dificultades».

Respecto al desafío soberanista del Gobierno catalán, Rajoy quiso dejar claro que él como presidente no va a dividir a los españoles, y lanzó un aviso a Artur Mas y a sus socios separatistas: «España será lo que quieran los españoles. Nadie puede disponer de la soberanía nacional. El futuro lo decidiremos todos y el voto de todos los españoles valdrá igual, el voto del que viva en Cáceres en Pontevedra o en Madrid». Tras recordar que ésta es la nación más antigua de Europa, Mariano Rajoy señaló ante cerca de un millar del militantes del PP madrileño que hay que «ser fuertes», «cumplir las leyes» y saber lo que se ha aprobado cuando salió adelante la Constitución. Además, garantizó que va a estar «donde tiene que estar el presidente del Gobierno de cualquier nación», antes de apuntar: «Soy como soy, pero tengo las ideas muy claras. No voy a jugar a dividir a los españoles; hay otros que han jugado a dividir» al país, en clara referencia a los firmantes del pacto por la consulta soberanista.

En este terreno, Rajoy también se mostró en total sintonía con los líderes del PP madrileño: «Igual que pido tu apoyo, te ofrezco el mio para defender la unidad de España. Necesita España que estemos unidos», subrayó Ignacio González, al que se sumó Esperanza Aguirre al alabar el buen trabajo de Rajoy, del que destacó que tiene que «luchar en el terreno económico contra la crisis y en el político contra quienes quieren acabar con España». En el plano puramente económico, Rajoy reiteró que va a seguir «con su espíritu reformista, dando la batalla y atendiendo exclusivamente al interés general de los españoles». Y aseveró que «esta batalla la vamos a ganar con todos los españoles».

Optimista para 2014

En su repaso de la situación económica, Rajoy se mostró optimista respecto a lo que sucederá en 2014: «Este año 2013 también fue difícil, pero mucho mejor que 2012. Hoy ya nadie me pregunta como el año pasado ni por el rescate ni por la crisis del euro ni por la prima de riesgo. Hoy me preguntan por cómo va a ser de grande la recuperación económica». Recordó el presidente que ahora está mejor el déficit, la inflación, las exportaciones, el sistema financiero y la competitividad. Auguró que pronto comenzarán a verse los frutos de estas mejoras y se mostró convencido de que a finales de este año habrá menos españoles apuntados en el INEM que hace doce meses. «Esta batalla, la del empleo y la economía la vamos a ganar», concluyó entre los aplausos de los suyos.

El presidente del Gobierno también tuvo palabras de reproche para los socialistas: «No puedo aceptar las críticas del PSOE porque son los responsables de esta crisis. Por un poco de pudor deberían ser más responsables», concluyó.