Política

Reconquistar Al Ándalus, principal reivindicación de Al Qaeda Central

El terrorismo yihadista ha incluido estos territorios en el «Califato Mundial»

Las últimas llamadas de AQC a recuperar el territorio fueron formuladas por el actual líder (tras la muerte de Osama Ben Laden), Ayman Al Zawahiri, y se centraron en Ceuta y Melilla
Las últimas llamadas de AQC a recuperar el territorio fueron formuladas por el actual líder (tras la muerte de Osama Ben Laden), Ayman Al Zawahiri, y se centraron en Ceuta y Melilla

La recuperación de lo que los islamistas llaman Al Ándalus, la totalidad de la Península Ibérica y parte del sur de Francia, forma parte de uno de los objetivos irrenunciables de Al Qaeda Central (AQC) y sus franquicias, hasta el punto de que la que actúa en el Magreb designó su órgano de prensa y propaganda con el nombre de «Al Ándalus», por si había alguna duda sobre sus intenciones últimas.

Se trata de una argucia más de los cabecillas del terrorismo yihadista que han incluido estos territorios en el «Califato Mundial» que pretenden implantar por la vía de la violencia y que, una vez consolidado, se regiría por la versión más extremista de la «sharia» (ley islámica), dentro del fanatismo que caracteriza a los seguidores de Al Qaeda.

Aun a sabiendas de que quieren recuperar algo que originariamente no fue suyo, pues lo conquistaron por la vía de las armas y la imposición, resulta muy fácil para los cabecillas de AQC transmitir a los jóvenes musulmanes, que se radicalizan a través de lo que leen en foros de internet, que fueron los «cruzados» (cristianos) los que arrebataron Al Ándalus a sus legítimos dueños.

La larga presencia de los musulmanes en nuestro país y las obras que dejaron, entre ellas la Mezquita de Córdoba y la Alhambra de Granada, como exponentes de aquella cultura, son utilizadas como «pruebas irrefutables» del «expolio» realizado por los «cruzados», como si la historia de España hubiera empezado el día que los musulmanes cruzaron el estrecho de Gibraltar. En un mensaje difundido en vídeo en tono amenazante por AQC, se mostraba un mapa de Al Ándalus como territorio a conquistar, con la imagen de los dos edificios antes citados bajo la bandera negra del Islam.

Las llamadas de AQC a la recuperación de Al Ándalus han sido permanentes en los últimos años, aunque las últimas, formuladas por su actual líder (tras la muerte de Osama Ben Laden), Ayman Al Zawahiri, se hayan centrado en las Ciudades Autónomas de Ceuta y Melilla, con una población de origen musulmán que crece día a día por el mayor número de hijos que suelen tener las familias que profesan esta religión frente a las de origen católico.

Esta circunstancia ha provocado que AQC y sus filiales utilice las dos plazas españolas para labores de captación, adoctrinamiento y radicalización de futuros militantes. Las últimas operaciones realizadas por las Fuerzas de Seguridad españolas, algunas de ellas en estrecha colaboración con las de Marruecos, así lo han demostrado. El 26 de junio de 2012 fueron detenidos en Melilla dos individuos relacionados con la secta integrista Takfir wal Hijra (Anatema y Exilio), acusados de un doble asesinato en Marruecos en 2008. El 21 de junio del año pasado fueron arrestadas en Ceuta ocho personas por tratar de reclutar yihadistas para combatir en Siria. Se supo entonces que esta red había enviado entre 50 y 100 yihadistas a Siria para combatir al régimen de aquel país mediante acciones de combate o suicidas. El 3 de septiembre siguiente fue capturado en Melilla un supuesto terrorista islamista de nacionalidad marroquí, al que se imputaba haber formado una célula en Nador (Marruecos). El 5 de enero de este año fue detenida una persona en el aeropuerto de Málaga, procedente de Estambul, que había participado en la guerra de Siria y volvía a Ceuta. Y hace pocos días, el 14 de marzo, fue desarticulado un grupo que enviaba a yihadistas a Siria. Siete personas fueron arrestadas: tres en Marruecos y cuatro en España, en Málaga y Melilla. Con posterioridad, fue capturado otro miembro de la red.

El número de operaciones policiales responde a la progresiva implantación del yihadismo radical en las Ciudades Autónomas que, dentro de la estrategia general de AQC, son concebidas como «cabezas de puente» para la recuperación de El Ándalus peninsular. En la última acción de las Fuerzas de Seguridad en Melilla permitió descubrir que algunos de los islamistas que habían sido captados por la red iban a ser enviados a Mali, para combatir contra Francia y las tropas internacionales en las filas de Al Qaeda para el Magreb Islámico (AQMI), que constituye el principal riesgo para España, según coinciden todos los expertos consultados, hasta el punto de que se sospecha de que mantiene en España algunas «células durmientes».