Retiran una placa en recuerdo de dos víctimas de ETA en San Sebastián

El Colectivo de Víctimas del Terrorismo, Covite, ha anunciado que la placa que colocó el pasado domingo en San Sebastián en recuerdo del doble asesinato de ETA que acabó con la vida de Miguel Paredes y Elena Moreno ha sido arrancada de la pared de la calle San Lorenzo. En un comunicado, Covite ha advertido que volverá a colocarla "cuantas veces sea necesario para velar por el derecho a la memoria de toda una sociedad".

Familiares de Miguel Paredes y Elena Moreno, junto a miembros de Covite, se trasladaron el pasado 14 de diciembre a la calle San Lorenzo, en la Parte Vieja de San Sebastián, donde ETA mató a la pareja el 4 de abril de 1990, para instalar allí la placa. Era la segunda vez que el Colectivo la colocaba.

"La primera fue el 19 de octubre y el Ayuntamiento de San Sebastián tardó 48 horas en retirarla", han recordado, para añadir que entonces el colectivo criticó que el Consistorio gobernado por Bildu "lleva desde abril haciendo caso omiso al acuerdo municipal que obliga a recordar con placas al centenar de víctimas del terrorismo asesinadas en la ciudad".

Covite comenzó la campaña 'Una víctima, una placa' el pasado 21 de septiembre, cuando colocó una placa en Bilbao en memoria de María Luisa Sánchez Ortega, asesinada por ETA en 1987. Días después, el Ayuntamiento de la ciudad se comprometió a colocar placas en memoria de todos los asesinados. Bilbao, Barakaldo y G~eñes se han sumado ya

a la campaña con la que se "pretende desterrar del País Vasco la desmemoria y el olvido, y recordar a los asesinados en los lugares donde fueron asesinados".

La asociación de víctimas ha anunciado que si las instituciones no velan por el derecho a la memoria, lo harán las propias víctimas colocando placas en las calles. "Si estas son retiradas, Covite la volverá a colocar cuentas veces sea necesario", ha advertido.

| 21/Dic/2014 19:01:52 (EUROPA PRESS) 12/21/19-01/14