Política

Sánchez aterriza en Osaka para participar en su segundo G20

El presidente en funciones intentará hacer frente común con Macron y Trudeau para potenciar la lucha contra el cambio climático

El presidente en funciones intentará hacer frente común con Macron y Trudeau para potenciar la lucha contra el cambio climático

Publicidad

Pedro Sánchez se encuentra ya en la ciudad japonesa de Osaka para participar en su segunda cumbre de líderes del G20, el foro de diálogo entre las 20 mayores economías del planeta al que España no pertenece de manera estricta pero goza del estatus de «invitado permanente» desde hace décadas. Poco parece importarle al presidente en funciones que su investidura no cuente aún con los apoyos suficientes: la conocida tendencia del líder socialista a enfatizar su papel como rector de la política exterior española hacía casi imposible que faltara a una cita en la que podrá volver a codearse con los principales mandatarios mundiales -Trump, Xi, Merkel, Macron, Erdogan, Bolsonaro, etc...- como ya hizo en la cumbre que se celebró en diciembre en Buenos Aires. Mientras que su posición era más precaria en aquel entonces, Sánchez ahora cuenta con el espaldarazo de las urnas y, como ya ha asegurado Moncloa, hará todo lo posible para hacer frente común con líderes afines como Justin Trudeau de Canadá o el propio Emanuelle Macron para sacar adelante puntos vitales para el presidente español como potenciar la lucha contra el cambio climático y romper una lanza en favor del libre comercio y contra el proteccionismo rampante del presidente estadounidense Trump. Es este sentido, la delegación española no es muy optimista sobre la posibilidad de que se produzcan avances pero la determinación férrea en el sentido de evitar se que produzcan retrocesos.

Otro aspecto de la cumbre de Osaka es especialmente significativo para el presidente español: Sánchez tendrá la ocasión de reunirse con la canciller europea Angela Merkel y el presidente francés Emmanuel Macron y los jefes de gobierno Rutte de Holanda y Conte de Italia (y May de Reino Unido que sigue siendo miembro aún de los 28 hasta que se materialice el Brexit) apenas horas antes de que de comienzo en Bruselas el domingo la reunión del Consejo Europeo en la que se tratará del reparto institucional de la UE. Los líderes europeos celebrarán una reunión multilateral al margen del G20 en la que a buen seguro se realizarán sondeos mutuos

Publicidad

Publicidad

Además España está tratando de cerrar una reunión multilateral con los asistentes iberoamericanos a la cumbre en la que se quiere que estén presentes el presidente de Brasil, Jair Bolsonaro, el de Argentina, Mauricio Macri, el de Chile, Sebastián Piñera, y el canciller mexicano, Marcelo Ebrard en sustitución de Andrés Manuel López Obrador, que no asiste a este foro internacional.

Sánchez -que acude acompañado de las ministras de Economía, Nadia Calviño, y la ministra de Sanidad, Maria Luisa Carcedo- tiene previsto participar en todas las sesiones de trabajo y hablar en las dos a las que ha sido invitado a hacerlo por la presidencia japonesa, las dedicadas a cambio climático y a la digitalización. Moncloa informó asimismo que no se descarta que se produzca diálogo con los líderes internacionales a ambos lados del Alántico el acuerdo que Europa piensa alcanzar con Mercosur, asunto este que ha impulsado en el paso reciente Pedro Sánchez. Un asunto que estará sobre la mesa en el encuentro que, por ejemplo, Sánchez va a mantener con Mauricio Macri a petición del presidente argentino. Junto a Sánchez viaja a Osaka su mujer, Begoña Gómez, que participará en la agenda paralela que el G20 ha organizado para los acompañantes de los líderes, centrada en actividades culturales.