MENÚ
lunes 16 septiembre 2019
22:03
Actualizado

Sánchez, ¿hacia una investidura fallida?

El PSOE necesitará a PP y Ciudadanos si Podemos no vota “sí” a la investidura

  • Pedro Sánchez
    Pedro Sánchez

Tiempo de lectura 2 min.

26 de junio de 2019. 13:33h

Comentada
Ainhoa Martínez 26/6/2019

Pedro Sánchez no va a esperar más. El presidente del Gobierno en funciones, Pedro Sánchez, se someterá en los próximos días a la investidura y lo hará aunque no tenga los apoyos. Ni siquiera los de su “socio prioritario”, Unidas Podemos. Fuentes socialistas han anunciado hoy que el próximo martes se reunirá con la presidenta del Congreso, Meritxell Batet, para fijar la fecha concreta del debate. El movimiento del PSOE busca retratar a todos los actores políticos, incluido Pablo Iglesias, que amenaza con votar “no” a su candidatura. En ese caso, Sánchez necesitaría a PP o Ciudadanos para ahormar una mayoría suficiente. Y todo parece indicar que el “primer round” se saldará con una investidura fallida que dé inicio a la cuenta atrás hacia unas nuevas elecciones.

Los 123 escaños de Sánchez no permiten una alternativa, pero tampoco son suficientes en sí mismos. El PSOE tiene atados los apoyos del PRC (1), Compromís (1) y prácticamente cerrados los del PNV (6). Estos 131 votos siguen siendo insuficientes. Con Podemos y los independentistas era el contexto más propicio hasta que Iglesias se enrocara en su intención de entrar en el Gobierno. Con los 42 diputados morados y la abstención de ERC (15) o incluso de Bildu (4), Sánchez sería investido en segunda vuelta con 173 síes. Sin Podemos, entran en juego PP y Ciudadanos. Si los morados no votan sí, pero se abstienen, los socialistas necesitarían al menos atraer a esa abstención a PP o Ciudadanos para los 131 síes, superen a los “noes”. Si, por el contrario, Podemos vota “no”, Sánchez necesitaría que tanto PP como Ciudadanos se abstengan. Algo harto improbable.

En este escenario, parece probable que, salvo acuerdo “in extremis”, una vez fijada la fecha del debate, Sánchez se encamina hacia una investidura fallida que imprima premura a los tiempos y presión a todos los actores.

Reunión con Batet el 2 de julio

El presidente del Gobierno en funciones y secretario general del PSOE, Pedro Sánchez, se reunirá el próximo martes 2 de julio con la presidenta del Congreso Meritxell Batet para fijar una fecha para la investidura, informan fuentes del PSOE.

Los socialistas consideran que “España no tiene tiempo que perder y necesita un Gobierno cuanto antes” por lo que el candidato socialista se presentará a la investidura aunque no tenga los apoyos. La vocación de Sánchez es impulsar “un gobierno progresista, europeísta y moderado”, a pesar de que los contactos con su socio preferente en este espectro no estén teniendo recorrido. “Nuestro país necesita avanzar y Pedro Sánchez quiere liderar ese proyecto con sentido de Estado”, apuntan desde el PSOE.

Últimas noticias

Red de Blogs

Otro blogs