Sánchez rechaza el respaldo de Rajoy en sus autonomías a cambio de abstenerse

Considera que «no hay ningún argumento para que el PSOE apoye al PP» como pide González

El secretario general del PSOE, Pedro Sánchez
El secretario general del PSOE, Pedro Sánchez

El líder socialista, Pedro Sánchez, ha respondido con un “rotundo no” al ofrecimiento de Mariano Rajoy de dar estabilidad a los gobiernos autonómicos del PSOE, para que no dependan de Podemos, a cambio de que los socialistas se abstengan en su investidura.

El secretario general del PSOE, Pedro Sánchez, ha instado hoy “públicamente” al presidente en funciones a que le llame para dialogar, después de que Mariano Rajoy le haya reprochado en una entrevista que no haya querido reunirse con él. “Le insto públicamente a que me llame y mañana mismo estoy en Moncloa dialogando”, ha dicho Sánchez, para añadir que “dialogar es también escuchar cosas que no le van a gustar”, tales como que “debería haber dimitido hace dos años por el vergonzante “sms” a Bárcenas y que tiene que dar un paso al frente para ser investido presidente”.

El líder socialista ha hecho estas declaraciones antes de participar en el acto en memoria del Holocausto en el Senado y allí ha respondido con un “rotundo no” al ofrecimiento de Rajoy de dar estabilidad a los gobiernos autonómicos del PSOE, para que no dependan de Podemos, a cambio de que los socialistas se abstengan en su investidura. “Con los gobiernos autonómicos no se juega y su desesperación –por Rajoy- no puede llevar a una nueva instrumentalización de las instituciones”, ha señalado. Sánchez ha criticado el error de diagnóstico del presidente en funciones al hablar “de sillones y no de soluciones” para los problemas de los españoles, porque –en su opinión- para Rajoy “la única solución es mantenerse él en el sillón de La Moncloa”.

Sánchez ha evitado pronunciarse sobre los movimientos del ex presidente Felipe González a favor de una abstención del PSOE, para facilitar un gobierno en minoría del PP, aunque ha destacado que “no hay ningún argumento para que el PSOE les apoye, ya sea por activa o por pasiva”, porque lo que piden los españoles es cambio y regenerar las instituciones, y “esta regeneración sólo se producirá con el PP en la oposición”.