Sanción mínima sin multa a los diputados del PSC por romper la disciplina de voto

El Grupo Socialista ha decidido poner la sanción mínima, sin multa, a los diputados del PSC que rompieron la disciplina de voto el pasado 29 de octubre cuando se abstuvieron en la votación de una iniciativa de UPyD que proclamaba que el derecho a decidir sobre la unidad de España es de todo el pueblo español.

PSOE y PSC han resuelto así este proceso de la forma más amistosa posible por estar ahora en un "tiempo nuevo"-tras la Conferencia Política del PSOE y después del Consell Nacional del PSC en el que ese partido se desmarcó de la consulta soberanista en Cataluña- y con la voluntad mutua de que no vuelva a producirse una diferencia en el voto.

Así lo han asegurado la portavoz del grupo socialista, Soraya Rodríguez, y el coordinador de los diputados socialistas catalanes, Albert Soler, que han subrayado que la relación entre PSOE y PSC es "estupenda"y han señalado que quien quiera buscar un "conflicto"en este proceso "no lo va a encontrar porque no existe", en palabras de Soler.

La sanción ha consistido sólo en una advertencia por escrito a los diputados del PSC en la que se les recuerda que el grupo parlamentario socialista debe votar unido.

El contexto y la situación son "distintos"a los de la votación de aquella iniciativa, según han insistido Rodríguez y Soler, que también han recordado que PSOE y PSC comparten el mismo proyecto federal para España.

Y también es distinto el contexto a la otra ocasión en la que fueron sancionados los diputados del PSC, con la multa máxima de 600 euros a cada uno, por romper la disciplina de voto y apoyar dos propuestas de CiU e ICV sobre la consulta soberanista en Cataluña.

En aquella ocasión, ha recordado Rodríguez, la dirección del grupo acordó el voto contrario a estas iniciativas, pero después los diputados del PSC se desmarcaron y votaron a favor.

Sin embargo, para la iniciativa de UPyD que se debatió hace un mes, el grupo socialista y el PSC estuvieron trabajando toda la tarde, según ha subrayado Soraya Rodríguez, para tratar de llegar a un acuerdo y votar en el mismo sentido, lo que finalmente no pasó.

La portavoz socialista y el coordinador de los diputados del PSC han insistido en que éste es un "nuevo tiempo político"para ambos partidos, que han dejado ya suficientemente acreditada su voluntad de mantener un diálogo abierto y su confianza mutua para tener la misma posición de ahora en adelante.

Y han insistido en la voluntad de que no se vuelva a repetir una ocasión en la que PSOE y PSC voten de forma diferente.