España

Cs se regenera con “tránsfugas”

Ficha a Silvia Clemente cuatro días después de que abandonara a los populares y con una fuerte contestación interna. Hoy oficializará al ex socialista Mesquida como candidato por Baleares

Ficha a Silvia Clemente cuatro días después de que abandonara a los populares y con una fuerte contestación interna. Hoy oficializará al ex socialista Mesquida como candidato por Baleares.

Publicidad

Según la RAE, «tránsfuga» es aquella persona que «pasa de una ideología o colectividad a otra». Este sería el caso de la incorporación de algunos de los talentos que, cansados o ingnorados de los partidos en los que estaban militando se han incorporado en los últimos días a Cs. Aunque en la historia de la política hay numerosos casos similares.

La portavoz de la Ejecutiva de Ciudadanos y líder del partido en Cataluña, Inés Arrimadas, sacó pecho ayer por los últimos fichajes de la formación naranja para las próximas elecciones generales, autonómicas y municipales. Arrimadas aseguró que Rivera es el único líder capaz de «unir» y «atraer talento». Mientras ellos suman personas que ocuparon cargos en otros partidos destaca cómo «otros partidos se descomponen, tienen luchas internas y «hacen purgas a los que no ríen las gracias a los líderes». Por ello consideró que Ciudadanos «es el único que sigue creciendo», gracias al apoyo de electores que antes votaron a otras formaciones políticas, y que «sigue incorporando talento de la sociedad civil o con experiencia política previa».

Concretamente, se refirió al ex director general de la Policía Nacional y la Guardia Civil y ex secretario de Estado Joan Mesquida, que abandonó el PSOE hace varios meses sin explicar los motivos y que ahora intentará ganar las primarias de Cs para encabezar las generales por Baleares. Arrimadas destacó de él su «amplia experiencia de gestión y política». Cabe recordar que Mesquida ya intentó presentarse a las primarias del PSOE en 2014, también por Baleares, pero entonces no consiguió ni los avales necesarios para poderse presentar.

Otra de los fichajes estrella de Cs que se ha cambiado de partido en los últimos días es Silvia Clemente, ex presidenta de las Cortes de Castilla y León, que dejó la semana pasada el PP y también su cargo. Participará en las primarias de la formación naranja en las que se elegirá al candidato a la presidencia del Gobierno autonómico.

Publicidad

Estos militantes, al no contar con el requisito que marcan los estatutos, que es llevar más de 9 meses como afiliados para poderse presentar en las primarias, han tenido que ser autorizados por el Comité Ejecutivo del partido.

La dirección de la formación naranja ha escenificado en las últimas horas que la ex presidenta de las Cortes es su preferida. Clemente intentó liderar el PP en Castilla y León pero, al no lograr los apoyos necesarios, respaldó la candidatura de Alfonso Fernández Mañueco, hoy líder del partido en la región. Sin embargo se escuchó que le habían ofrecido ser la secretaría general, pero le dieron el número tres, algo que según algunas fuentes destacan le decepcionó. También se puso en contra de los populares en las Cortes, porque consideraba que la ley LGTBI esta siendo paralizada en el Parlamento regional a causa del PP. En Castilla y León veían «claro» que Clemente acabaría abandonando el partido en el que entró de la mano de Jesús Merino pero no estaba claro en un principio si optaría por Cs o por Vox.

Publicidad

En las últimas elecciones quería haber continuado como consejera, pero Juan Vicente Herrera le dio la presidencia de las Cortes en una legislatura que se presumía dura por la entrada de nuevos partidos, cargo que al principio no le convenció y que al final se ha convertido en su trampolín. Uno de los escándalos que salpicó a la ex presidenta de las Cortes fue publicado por eldiario.es cuando desveló que Javier Meléndez, marido de Clemente, se gastó un millón de euros de origen desconocido en reformar una casa y que la ahora candidata a las primarias de Cs dio presuntamente contratos desde uno de sus cargos a la empresa que reformó el chalé de su cónyuge.