Política

Un ex dirigente de Podemos pidió a uno de los CDR en prisión que diera “formación a todos sus círculos”

Según el responsable de telecomunicaciones, Dante Fachín le pidió apoyo para montar “algo llamado alternativa”

Agentes de la Guardia Civil con uno de los CDR detenidos/Foto: Efe/Enric Fontcuberta
Agentes de la Guardia Civil con uno de los CDR detenidos/Foto: Efe/Enric Fontcuberta

Las conversaciones revelan que el supuesto responsable de las Telecomunicaciones habría recibido el encargo del dirigente de Podemos Dante Fachín de dar “formación a todos sus círculos”.

Las conversaciones grabadas por la Guardia Civil a los siete integrantes de los Comités de Defensa de la República en prisión revelan que Ferran Jolis, supuesto responsable de las Telecomunicaciones del Equipo de Respuesta Táctica (ERT) -encargado, según Manuel García Castellón, el magistrado de la Audiencia Nacional a cargo de la investigación, de llevar a cabo acciones violentas para conseguir la independencia de Cataluña-, habría recibido el encargo de un ex dirigente de Podemos de dar “formación a todos sus círculos”. En la transcripción de una conversación intervenida el 30 de octubre del pasado año a Jolis, este explica que Albano Dante Fachín (ex secretario general de Podemos en Cataluña) “le pidió que le diera formación a todos sus círculos”, porque estaba “montando algo llamado “alternativa”, aunque no especificó “saber mucho sobre ello”. Según esas mismas transcripciones incorporadas al sumario de los CDR, a los que ha tenido acceso LA RAZÓN, Jolis “le dijo que sí, pero que lo metiera en presupuestos”.

El propio Jolis explica a su interlocutora, Mireia B. S., que “se ha ido por toda Cataluña dando formación a los CDR, que la última fue en la Vall d´Aran, y que al llegar allí le dijeron que se quedara en un hostal de uno de los CDR, que no le iban a registrar el hospedaje y que lo tenía todo pagado, que él todo lo que hace lo hace de forma clandestina”.

En un momento dado, incluso llega a reconocer que “se está jugando el culo porque si lo pillan le van a meter terrorismo y banda organizada”, y se justifica añadiendo que “no hace delitos de sangre ni amenazas, pero que a veces sí cruza la línea”.

Tras recomendar a su interlocutora que “tenga cuidado con los mensajes que manda” y que “utilice una aplicación para el móvil llamada Xredit” que borra los mensajes “de forma permanente”, emplazando para verse y así “le pondrá el móvil de forma segura”, Jolis le advierte de que “las cosas normales las hable tranquilamente”, pero que “limite su uso de Facebook para que no se meta en problemas”.