Una trama que puede alcanzar 200 imputados

La Razón
La RazónLa Razón

El juzgado de Instrucción número 6 de Sevilla tiene imputados en la causa de los ERE fraudulentos a 126 personas. A esta cifra, habría que añadir a las 45 personas acusadas por la Guardia Civil y que, previsiblemente, también engordarán esta cantidad. Por último, hay que contabilizar también la «pre-imputación» que la magistrada hizo a los aforados –los ex presidentes andaluces Chaves y Griñán, y cinco ex consejeros–. En total, 176 acusados, una cantidad que aún puede aumentar porque las pesquisas de la Guardia Civil aún no han concluido tras tres años de investigación y la juez tiene pendientes de tomar declaración a más de la mitad de los encausados. La instrucción tiene varios frente abiertos: la «rama política» trata de desvelar por qué la Junta permitió un sistema ilegal de concesión de ayudas durante una década omitiendo los avisos de la Intervención General sobre la ilegalidad del mismo; la «trama económica» rastrea el destino final de los fondos públicos, de los que presuntamente se lucraron empresarios, conseguidores, mediadoras y sindicatos. Estos últimos recibieron al menos 7,6 millones de euros.