Valerio impulsará un gran acuerdo sobre pensiones

Anuncia «un replanteamiento total» de la reforma laboral

La nueva ministra de Trabajo, Migraciones y Seguridad Social, Magdalena Valerio, ha asegurado hoy que coge las riendas de este Departamento con la intención de "animar y propiciar un gran pacto de pensiones".

La nueva ministra de Trabajo, Migraciones, y Seguridad Social, Magdalena Valerio, ha llamado al diálogo político en el seno del Pacto de Toledo, y social, entre los agentes sociales y la patronal, durante la toma de posesión de su cartera de manos de la hasta ahora titular de Empleo, Fátima Báñez. Tras dar la bienvenida a sus compañeros de Guadalajara, donde ha desarrollado buena parte de su carrera política, y al resto de asistentes ha anunciado que buscará la colaboración con las comunidades autónomas que tienen transferidas las políticas activas de empleo para abordar con el ministerio las grandes líneas para proseguir con la creación de trabajo. Valerio ha recordado su vinculación al ministerio desde que la lectura del tercer examen de su oposición en una de las salas (opositó al cuerpo de gestión de la Seguridad Social) y sus reuniones como consejera de Castilla La-Mancha.

En su intervención ha aprovechado para destacar el importante papel de la Inspección de Trabajo en su función de velar por la seguridad de los trabajadores y también de la Seguridad Social en la gestión de las prestaciones.

La nueva titular de Trabajo, muy próxima a Sánchez, ha remarcado que su metodología es el trabajo en equipo y el diálogo, que reforzará con sindicatos, empresarios y asociaciones. En este sentido, ha recordado que la Comisión Parlamentaria del Pacto de Toledo fue creada en 1995 para velar por la sostenibilidad social, política y económica del sistema de pensiones, que afecta a más de 10 millones de pensionistas. Aunque, en su opinión, «las bases están sentadas para conseguir un gran acuerdo en materia de pensiones», la ministra ha anunciado que dará «un gran impulso» para lograr así «transmitir seguridad, confianza y esperanza» a los pensionistas y los trabajadores. «Ante la incertidumbre, certidumbre».

Aunque durante el traspaso de poderes, ha evitado abordar la posición que tomará el Ejecutivo de Sánchez sobre la reforma laboral de 2012, en declaraciones a Onda Cero ha avanzado que «hay que hacer un replanteamiento total» de dicha reforma. A este respecto, ha aclarado que se debe recuperar el poder de la negociación colectiva y apostar por mejores salarios e igualdad retributiva. «Hay que crear mucho más empleo y de calidad, no vale cualquier trabajo ni cualquier retribución. Hay que apostar por salarios más dignos y yo creo que nos lo podemos permitir».