Zapatero advierte contra «prejuicios» hacia Susana Díaz en Cataluña

El ex presidente argumenta que se tiene en cuenta que es «mujer y andaluza» y equipara su situación con la que vivió Carme Chacón cuando fue candidata en las primarias de 2012

El ex presidente del Gobierno José Luis Rodríguez Zapatero.
El ex presidente del Gobierno José Luis Rodríguez Zapatero.

El ex presidente argumenta que se tiene en cuenta que es «mujer y andaluza» y equipara su situación con la que vivió Carme Chacón cuando fue candidata en las primarias de 2012.

Pese a que el PSC haya determinado neutralidad en las primarias del PSOE, lo cierto es que Cataluña es la tercera autonomía con más militantes socialistas –con algo más de 14.000, solo superada por Andalucia y Valencia– y la convierten en un granero de votos imprescindible para encumbrarse a la secretaría general. Con ese escenario, los precandidatos Susana Díaz, Pedro Sánchez y Patxi López han empezado a poner el foco en Cataluña y a intensificar sus desembarcos.

En este sentido, López y Sánchez aprovecharon la festividad de Sant Jordi para pulsar el terreno: el ex lehendakari se desplazaba por sexta vez, mientras que el ex secretario general se estrenaba en su presumible principal feudo. Quien no lo ha hecho todavía es Díaz, que estará mañana en un almuerzo organizado por Barcelona Tribuna. Mientras tanto, el ex presidente del Gobierno, José Luís Rodríguez Zapatero, se encargaba ayer de abrir paso a la presidenta andaluza en su calidad de «embajador» de la candidatura en la autonomía y se erigió en escudero al advertir contra los «prejuicios» que pesan sobre ella en Cataluña por ser «mujer y andaluza».

«Aquí en Cataluña hay voces que han puesto prejuicios sobre Susana Díaz», lamentó Zapatero, que equiparó estas circunstancias con las que tuvo que sufrir Carme Chacón en las elecciones primarias de 2012, en las que se enfrentó a Alfredo Pérez Rubalcaba. «Ya pasó con Chacón, que era catalana y era un problema, y ahora pasa con Susana Díaz, que es andaluza y es un problema», comparó en declaraciones a los periodistas previas a reunirse con el primer secretario del PSC, Miquel Iceta. Matizó que este tipo de críticas sobrevienen cuando el aspirante a asumir las riendas del partido es una mujer: «Nunca lo vi ni con Felipe González ni con Rubalcaba ni conmigo; no era problema de dónde viniéramos».

Con todo ello, Zapatero defendió que Díaz trabajará por desmontar esos «prejuicios» y aseguró que lo demostrará con su proyecto, que considera el «más coherente para cohesionar el PSOE como los territorios de España». Aprovechando su desplazamiento a Cataluña, no dejó escapar la oportunidad de opinar sobre el encaje de Cataluña en España, y reivindicó que la solución pasa por recuperar el Estatut redactado en 2006 y los artículos anulados por el Tribunal Constitucional. «El texto lograba un equilibrio inteligente: en el preámbulo se decía que el Parlament había declarado Cataluña como nación y en el artículo 1 de la parte dispositiva se establecía que era una nacionalidad», zanjó.