Los esports y sus valores en vida

League of Legends, CSGO y el resto de juegos por squads pueden ofrecer una mejora de las aptitudes personales

Desde la existencia de los deportes siempre se ha hablado de las ventajas que ofrecen los juegos en equipos con valores como la unidad, el respeto, la empatía y coordinación. Estos se han considerado de vital importancia tanto para el desarrollo del cuerpo como la mente. Es por ello que a la hora de poder participar dentro de un grupo las premisas fundamentales se basen en estos criterios; incluso dentro del ámbito profesional se trata de uno de los factores básicos a tener en cuenta.

Los esports no distan mucho de estos valores y es que a la hora de entrar en la Grieta del Invocador, tus cinco sentidos y la coordinación con el resto de tu equipo es vital para manejar la situación. League of Legends es uno de estos esports que apuestan por esa mejora e incluso la integración dentro de un grupo. Pese a que estos conceptos se puedan ver en rosters profesionales, el Circuito Tormenta es uno de los incentivadores de los equipos amateurs para llevar a cabo esta mejora.

Lo cierto es que la iniciativa del Circuito Tormenta prima en su fundamento por hacer crecer equipos y que aspiren al ámbito competitivo más profesional posible. Para eso primero hay que sentar estas bases y sobre todo controlar las emociones del grupo puesto que no todos los partidos se van a ganar y hay que mirar con humildad dicho crecimiento. A fin de cuentas, el Circuito Tormenta nace con el propósito de vincular, de forma directa, ambas facetas y acercar a los aficionados a esta categoría. El desarrollo de estas habilidades no siempre es fácil y su evolución puede llevar años hasta que se consiga perfeccionar. Por ello el trabajo y esfuerzo son los conceptos que no se olvidan en la categoría de plata.

El entorno en el que se crezca favorecerá además estas aptitudes. Esta competición abala dicho entorno y se observa minuciosamente a los jugadores donde cada uno tiene un crecimiento distinto. En esto los Serious Games tienen mucho que decir ya que es la teoría que se lleva a la práctica en este contexto. Deportes electrónicos como Counter Strike: Global Offensive, Overwatch o FIFA parten de esta misma tesitura; estos esports necesitan de squads con mentalidades fuertes y que puedan mostrar un crecimiento de sus valores como personas y jugadores. El concepto de los Serious Games se impone frente a cualquier otro tipo de metodología a la hora de trabajar en este sector ya que los resultados que se han ido viendo han sido los más óptimos y con una creciente influencia sobre el grupo.

Las ligas amateur son la primera base de este puzzle de infinitas piezas donde nunca se termina de aprender y donde las oportunidades crecen en virtud de la adaptación del jugador al entorno.