Dallas Empire se convierte en el primer campeón de la historia de la Call of Duty League

El equipo perteneciente a Envy firma un torneo muy serio y con un nivel constante permitiéndoles conseguir el trofeo

La Call of Duty League echa el telón a su primera temporada con un contexto complicado por la pandemia mundial. Sin embargo el transcurso del torneo no se ha visto deteriorado más alla de que las competiciones presenciales han pasado al formato digital. Desde el comienzo de éste, Dallas Empire ha tomado el la iniciativa y el segundo puesto le ha asegurado su presencia en los playoffs de final de temporada.

Siendo uno de los equipos más competentes del campeonato sus playoffs no dejaron indiferente a nadie. Su debut en cuartos de final contra Toronto Ultra vaticinaba un partido al Bo5 donde ninguno se daría por vencido. Pese a los buenos resultados en la temporada regular y una clara superioridad contra los de Toronto, Huke y compañía sufrieron para conseguir la victoria hasta que el 3-2 ondeó en el marcador.

Las apuestas de las semifinales del upper bracket daban por seguro un Atlanta FaZe contra Dallas Empire. El primero contra el segundo era el partido más salseante y el que todo el mundo quería ver. Al igual que los partidos que tuvieron ambos en cuartos; la presión, el cierre y la búsqueda del error del otro era la constante. Ninguno quería perder pero los deberes hechos por los de Dallas fueron el hándicap que les benefició poniendo el 3-2 en el luminoso y enviando a los de aBeZy al loser bracket.

Pese a la derrota, éstos tenían una segunda oportunidad y acabaron desfogándose con Chicago Huntsmen clavándole un 3-1 y reivindicando su puesto en la final.

Una final al Bo7 culminó una temporada atípica para los esports que han visto como los focos, el espectáculo y el alzamiento de trofeos se ha empañado por el Covid-19. No obstante, Dallas y Atlanta pusieron sus mejores galas en el mapa y ofrecieron una exhibición de su juego. Los de Clayster venían con el juego rodado y más cuando su anterior rival fue el mismo que en semifinales. Por ello, y cada vez yendo a más, los vaqueros de Dallas firmaron un 5-1 dejando sin posibilidades a aBeZy y compañía.

Así, Dallas Empire se convierte en el primer campeón de la historia de la liga franquiciada estadounidense. Con un torneo que se presentaba algo más competitivo lo cierto es que los líderes de la temporada regular fueron los mismos prácticamente durante todo el año y acabaron siendo las estrellas de los playoffs. No obstante las condiciones de este año han sido para probar el nivel de estos y evaluar los números que han tenido respecto a visualizaciones en las distintas plataformas.