La estimulación educativa en la etapa infantil potencia la capacidad de aprendizaje autodidacta

El pasado 24 de enero se celebró el Día Internacional de la Educación Infantil, con el objetivo de reconocer el papel que desempeña la educación en nuestra sociedad.

La estimulación educativa de los niños en la etapa infantil puede condicionar en gran medida su desarrollo intelectual, sobre todo a la forma en la que asume su papel en el proceso de aprendizaje. ¿Hasta dónde puede llegar un niño que aprende solo? En el Día Internacional de la Educación Infantil, Kumon señala la importancia de desarrollar el potencial de cada niño desde el primer día, fomentando una actitud autodidacta y favoreciendo los hábitos que necesitarán para convertirse en personas competentes y responsables.

En este día, Naciones Unidas quiere poner en valor el papel que desempeña la educación en nuestra sociedad, imprescindible para alcanzar la paz y contribuir al desarrollo.

Aprender a aprender desde los 2 años, es posible

Los niños aprenden mucho más que los adultos, a mayor velocidad, y los efectos de ese aprendizaje se notarán en ellos durante toda su vida. Existen varios métodos educativos que buscan desarrollar en los niños la inteligencia emocional o sus habilidades sociales, pero sólo el método Kumon pretende que sus alumnos sean autodidactas capaces de aprender por sí solos a través de la mejora de la concentración, del hábito de estudio, del aprendizaje de los errores o la automotivación por aprender.

A partir de los 2 años, la capacidad de aprendizaje de los niños se puede desarrollar con el método Kumon; de esta forma, adquieren una importante ventaja que les permite disfrutar toda su etapa escolar. ¿Cómo se consigue esto? Individualizando el aprendizaje y proporcionando a cada alumno el material didáctico acorde con su capacidad para que se mantenga motivado y concentrado.

Para el óptimo desarrollo de cada niño es fundamental la labor de un orientador, un profesional que sea capaz de descubrir el potencial y el punto ideal de estudio de cada alumno, acompañándole en su camino y dándole la autonomía que necesitan para ir aprendiendo a manejarse por sí mismos y a disfrutar con el aprendizaje. En los primeros niveles, Kumon crea una base sólida para el aprendizaje de los niños y trabaja su actitud para que, en una segunda etapa, sean capaces de avanzar hacia contenidos desconocidos de forma autónoma.

Es importante seleccionar una buena actividad para realizar con los niños más pequeños, que les permita tanto desarrollarse como adquirir conocimientos que les facilitarán la incorporación a su vida escolar posterior, y los programas de Matemáticas, English y Lectura de Kumon tendrán un impacto positivo en todas las demás asignaturas en su formación.

60 años en el mundo, 27 años en España

Kumon fue fundada hace 60 años precisamente por un profesor, en este caso de matemáticas, Toru Kumon, y lleva implantado en España 27 años, donde cuenta con 230 centros, repartidos en 15 comunidades autónomas, y 35 provincias, sumando más de 21.000 alumnos. En los centros Kumon, los alumnos tienen un papel muy activo y relevante en su aprendizaje. A través de los programas de Kumon Matemáticas, Kumon Lectura y Kumon English los alumnos desarrollan al máximo su potencial y se convierten al mismo tiempo en personas responsables capaces también de gestionar su aprendizaje.

Kumon Matemáticas se compone de 21 niveles que empiezan relacionando cantidades con números y terminan con cálculo diferencial. Kumon Lectura, que consta de 18 niveles, empieza por el trabajo con palabras y oraciones simples y concluye con la lectura crítica de textos complejos. Kumon English permite desarrollar una elevada habilidad de lectura y comprensión de textos originales en inglés. Todos los niveles de Kumon English cuentan con un libro acompañado de un CD que incluye pistas de audio en inglés nativo. Las actividades permiten al alumno desarrollar la comprensión auditiva y lectora en el idioma.