Actualidad

Cómo ahorrar aceite de oliva en la cocina

Con estos 8 sencillos trucos, aprenderás cómo ahorrar aceite en tu cocina de manera muy sencilla.

El aceite de oliva, si se cocina con buenos utensilios y a buena temperatura, pude ser reutilizado hasta 3 veces
El aceite de oliva, si se cocina con buenos utensilios y a buena temperatura, pude ser reutilizado hasta 3 veces

Sin duda, el aceite es un ingrediente fundamental en la cocina mediterránea, y la manera más sana de freír. Sin embargo, sus precios son cada día más elevados, y parece que en el futuro, la variación será al alza. ¿Cómo podemos hacer para ahorrar aceite en la cocina para gastarnos menos dinero y, sobre todo para tener una comida más saludable?

Sin duda, el aceite es un ingrediente fundamental en la cocina mediterránea, y la manera más sana de freír. Sin embargo, sus precios son cada día más elevados, y parece que en el futuro, la variación será al alza. ¿Cómo podemos hacer para ahorrar aceite en la cocina para gastarnos menos dinero y, sobre todo para tener una comida más saludable? Los responsables de Mundococina nos lo cuentan.

Graseras de Cocina

Claramente, el método con el que más aceite ahorrarás, es la reutilización. Las graseras de cocina, son el mejor sistema para conservar el aceite parar ello pero deberás seguir unas pautas concretas para evitar toxicidades.

Las ventajas de las graseras son:

-Nos permiten conservar el aceite de pescado y carne por separado, puesto que hay graseras para carne y graseras para pescado.

-Suelen llevar un filtro, a fin de eliminar partículas de comida antes de su almacenamiento y sus materiales.

-Su diseño y tapadera están ideados para conservar correctamente el aceite.

-Nos ayudan a dispensar el aceite cuando queremos volver a utilizarlo, puesto que suelen tener forma de jarra, con boca en forma pico.

-El aceite se puede reutilizar varias veces sin problema, simplemente respetando unas sencillas reglas:

-Filtra el aceite antes de guardarlo. Al almacenar el aceite ya usado, se deben eliminar las partículas de alimentos, tanto para evitar la mezcla de sabores con la próxima comida, como para una mejor conservación.

-Reutilizar solo hasta que empiece a oscurecerse. Dependiendo de a la temperatura a la que hayas cocinado, el tipo de alimento y la calidad del aceite, esto puede ocurrir antes o después, pero lo más normal es que sea a partir de la tercera reutilización.

-Carne y pescado por separado. Es decir, el aceite que hayas utilizado para freír pescado, reutilízalo solo para pescado y el de carne, sólo para carne.

Usa utensilios que requieran poco aceite:

Se puede ahorrar mucho aceite, simplemente eligiendo el utensilio de cocina adecuado, especialmente las sartenes.

Buenas Sartenes

Por ejemplo, hay sartenes que gracias a una buena capacidad anti adherente, te permitirán cocinar con sólo unas gotitas de aceite sin que se “pegue” la comida. Sin embargo otras sartenes necesitan mucho aceite porque de lo contrario, el alimento se adhiere. Merece la pena elegir una buena sartén.

Planchas de Cocina

Existen tanto planchas de cocina eléctricas y planchas de cocina para fogones con las que podrás cocinar prácticamente sin nada de aceite, y en consecuencia no solo ahorrar aceite, sino también comer más sano.

Otros Sistemas de Cocina

Siempre tipo de alimento lo permita, también puedes cocinar algunos alimentos al vapor, ya sea con una vaporera, en papillote...etc.

Usa un Pulverizador de Aceite

Después de las graseras, un pulverizador de aceite es el sistema que más aceite te permitirá ahorra, en nuestra opinión ¡Con un simple gesto! Los pulverizadores de aceite, te permiten rociar de manera totalmente uniforme el aceite, con lo que con la misma cantidad de aceite, abarcarás más superficie de alimento, evitando echar mucho aceite en una parte y nada en otras, como sucede con las aceiteras normales, que dispensan en chorro.

Además los alimentos, saben mucho mejor, porque el pulverizador permite crear una fina película de aceite que abarca toda la pieza.

No te Pases con la Temperatura

Calentar el aceite demasiado, tiene varios inconvenientes, pero el más importante, es que a partir de ciertas temperaturas, hay estudios que indican que se generan sustancias cancerígenas. Además cuanto más altas sean las temperaturas, menos veces podrás reutilizar el aceite, porque antes empezará a oscurecerse.

¿A que temperatura cocinar con aceite?

El aceite empieza a quemarse cuando empieza a humear, por lo que es recomendable no sobrepasar ese punto, ya que es a partir del cual, se produce la combustión y se comienzan a generar sustancias tóxicas. Esto depende del tipo de aceite, cuanto más puro, antes comienza a humear:

Aceite de oliva virgen: 215º

Aceite de oliva extra virgen: 160º

Aceite de oliva de 1ª presión en frío: 130º

Aceite de girasol refinado: 220º

Aceite de girasol sin refinar: 105º

Aceite de palma: 230º

Aceite de coco: 230º.

¿Cómo controlar la temperatura?

Bueno, pues la respuesta más rápida y lógica es con un termómetro de cocina. También puedes hacerlo utilizando utensilios de cocina que nos permiten definir una temperatura concreta, como por ejemplo las freidoras.

Aún así, tampoco es necesario obsesionarse y pasarse de estrictos, simplemente, se puede ir calculando sobre la marcha, puesto que con un poco de práctica, se nota cuando el aceite va a empezar a humear, en ese momento, reducimos un poquito la potencia del fuego, y listo.

Usa el Tamaño de Utensilio Adecuado

Esta es la respuesta más inmediata y lógica a la pregunta de cómo ahorrar aceite. No utilices sartenes y otros utensilios de cocina más anchos de lo estrictamente necesario para el tipo de alimento que vayas a cocinar. Por poner un ejemplo práctico, si vas a freír un huevo, no uses una sartén de 28 cm de diámetro. Usa una sartén de 18 cm o 22 cm, te resultará más fácil, obtendrás mejor resultado y sobre todo tendrás que emplear menos aceite para conseguir llenar toda la superficie de aceite. Además, se calentará antes, por lo que ahorrarás tiempo y consumo energético. Si usas una freidora, o una plancha de cocina, ya sea eléctrica o de gas, úsalas del tamaño adecuado.