Actualidad

Los bebés prematuros que son cuidados por sus padres mejoran más y antes

Un estudio con miles de bebés prematuros indica que las madres y padres que pasan largos períodos en el hospital cuidando a sus bebés experimentan menos estrés y que los bebés aumentan de peso más rápidamente.

Los bebés prematuros que son cuidados por sus padres mejoran más y antes
Los bebés prematuros que son cuidados por sus padres mejoran más y antes

Un estudio con miles de bebés prematuros indica que las madres y padres que pasan largos períodos en el hospital cuidando a sus bebés experimentan menos estrés y que los bebés aumentan de peso más rápidamente.

Un estudio con miles de bebés prematuros indica que las madres y padres que pasan largos períodos en el hospital cuidando a sus bebés experimentan menos estrés y que los bebés aumentan de peso más rápidamente.

El estudio, dirigido por el profesor Kei Lui de UNSW Sydney y publicado en The Lancet Child & Adolescent Health, siguió a los padres en 26 unidades de cuidados intensivos neonatales (UCIN) que pasaron de seis a ocho horas diarias brindando atención directa a su bebé prematuro nacido antes de las 33 semanas, con el apoyo del personal médico. Se encontraron mejoras significativas en las tasas de lactancia materna, menos reingresos, una disminución en los niveles de estrés de los padres y mayores tasas de crecimiento infantil durante un período de tres semanas.

“Involucrar a los padres en el cuidado integral de bebés muy frágiles y prematuros es enormemente beneficioso“, dice el profesor Lui, autor del estudio de la Escuela de Salud de la Mujer y el Niño de la UNSW y del Royal Hospital for Women.

“Tanto las madres como los padres se convirtieron en parte integral del equipo de NICU. Estuvieron junto al bebé durante periodos prolongados cada día, asistieron a sesiones educativas y pasaron mucho tiempo en “cuidado canguro” o contacto ininterrumpido piel con la piel “.

Los bebés atendidos directamente por los padres ganaron un promedio de dos gramos más por día, o 42 gramos en un período de tres semanas, que los que recibieron atención estándar. Habían pesado un promedio de un kilogramo al nacer.

La tasa de lactancia materna en el momento del alta fue casi un 10% más alta que en el grupo de atención estándar, y al final del período de tres semanas la puntuación de estrés promedio de los padres era de 2,3, mientras que la del grupo de atención estándar era de 2,5. El aumento de peso y la disminución del estrés de los padres son resultados clave para minimizar la morbilidad en los recién nacidos prematuros.

“Para los padres, puede ser muy difícil cuidar de bebés prematuros ya que son muy frágiles y suelen parecer muy diferentes de los bebés a término”, dice el profesor Lui. “La implantación de un enfoque estructurado que integra a los padres como miembros del equipo de atención, hace que puedan contribuir equitativamente, trabajar con médicos y enfermeras para estar atentos a las novedades y seguir el curso de la salud de su bebé. Utilizan diarios para registrar el tiempo que pasan en la unidad y lo que han aprendido “.

La investigación se llevó a cabo en hospitales de Australia, Nueva Zelanda y Canadá de 2013 a 2015 con cerca de 1800 bebés, la mitad de los cuales se incluyeron en un programa de Cuidado Integrado Familiar (FICare) – un modelo que incluye sesiones diarias de educación de padres en grupo, participación en rondas de doctores, administración de medicamentos por vía oral y largos períodos de cuidado.

“Esto reconoce la importancia del papel de los padres en el equipo de atención. No significa una reducción en el servicio de enfermería; a menudo las enfermeras trabajan más para supervisar y asumir otro rol como educadores”.

El profesor Lui dice que el modelo FICare, que se originó en Canadá, debería ser un modelo estándar de atención en todos los hospitales australianos con departamentos de UCIN.

“FICare cambia la doctrina actual de los padres como observadores a cuidadores activos y defensores de sus bebés. A pesar de que se promueve el cuidado familiar en muchas UCIN, la mayoría de los programas no integran a los padres por completo como parte del equipo de cuidado. Este estudio muestra la necesidad de un cambio de cultura en los departamentos “.

Según el profesor Lui un pequeño número de hospitales en el Reino Unido y California están usando programas similares y algunos hospitales en China están usando algunos elementos del programa FICare.

Traducido del artículo por el Instituto Europeo de Salud Mental Perinatal

Parent care in hospital leads to healthier premature babies