Actualidad

No es depresión; es cambio hormonal y puedes reconducirlo de manera natural

En nuestro cuerpo todo está conectado para adaptarse al medio y a cada situación y conseguir el equilibrio interno (homeostasis)

Es importante saber de qué manera los cambios hormonales afectan nuestra vida emocional, para poder manejarlos adecuadamente.

Las hormonas son las mensajeras entre el cerebro y el resto de tu cuerpo y si hay algún desequilibrio ellas te lo harán saber por medio de síntomas.

Es importante saber de qué manera los cambios hormonales afectan nuestra vida emocional, para poder manejarlos adecuadamente.

Las hormonas son las mensajeras entre el cerebro y el resto de tu cuerpo y si hay algún desequilibrio ellas te lo harán saber por medio de síntomas.

Todo es cuestión de equilibrio.En nuestro cuerpo todo está conectado para adaptarse al medio y a cada situación y conseguir el equilibrio interno (homeostasis), pero cuando no le damos lo que necesita para mantenerla, empiezan los desequilibrios en cadena. Cuando hablamos de depresión en el embarazo, posparto, en la menopausia o incluso del síndrome premenstrual, estamos hablando de variaciones o desequilibrios hormonales. Básicamente son tres las hormonas que influyen en la depresión, según Miguel Serrano, director técnico y socio fundador de Ondalium:

1. Los estrógenos: se encuentran entre el grupo de hormonas que determinan nuestro estado de ánimo, ya que mantienen la serotoninaen unos niveles adecuados, además de regular el ciclo del sueño.

2. La progesterona: ayuda a regular los niveles de estrógenos y también contribuye a calmar el nerviosismo y el mal humor.

3. El cortisol: es una de las hormonas principales delestrés y no es nada bueno que se descontrole. Es responsable del nerviosismo, los cambios de humor, la fatiga, el aumento de grasa abdominal y la disminución de la libido, entre otras cosas.

Si las variaciones de estas hormonas no se autorregulan de forma natural, pueden dar lugar a varios síntomas, entre los que se encuentra la depresión.

Nuestra forma de vida acelerada, con hábitos poco saludables, falta de determinados nutrientes y la exposición a tóxicos, sobre todo los disruptores endocrinos, son un problema para nuestra salud y pueden ser causantes de desequilibrios hormonales.

Cambios necesarios para devolver el equilibrio a tu organismo:

-En el hogar utiliza productos de limpieza con ingredientes naturales y evita ambientadores sintéticos y aromas artificiales. Los productos para el cuidado personal también deberían ser 100% naturales. Aunque las sustancias tóxicas presentes en la cosmética convencional se encuentran en pequeña cantidad o en una proporción que la ley considera inocua, hay que tener en cuenta que entramos en contacto con ellas cada día y el problema llega por la combinación de las diferentes sustancias y la frecuencia con la que usamos los cosméticos, aumentando exponencialmente la exposición de nuestro cuerpo a estos ingredientes tóxicos, que se acumulan en nuestro organismo, pudiendo dar problemas de salud a largo plazo.

-Elige bien con qué cocinas: utiliza menaje de cocina de hierro, acero inoxidable, cerámica o cristal. Para recalentar la comida o almacenar alimentos, mejor utilizar envases de cristal, nunca de plástico. Observar las sartenes y tirarlas al menor rasguño, pues al dañarse la capa antiadherente, se desprenden sustancias tóxicas que pueden transferirse a los alimentos e intoxicarnos poco a poco. Busca marcas sin teflón, con antiadherente cerámico de calidad y concertificado de que no contienen metales pesados, PTFE, PFOA ni nanopartículas.

-Bebe agua mineral de calidad a diario para facilitar la eliminación de tóxicos a través de la orina. Utiliza envases de cristal o libres de ftalatos y bisfenol A (BPA). No reutilices las botellas de plástico ni las expongas al sol, pues pueden migrar tóxicos al agua.

-Cuida tu alimentación: elige alimentos frescos, no procesados, ecológicos y de cercanía, que contienen menos residuos de pesticidas. Las frutas y verduras, legumbres, carnes y pescados, huevos y lácteos ecológicos no contienen pesticidas ni compuestos tóxicos, además de seguir unas prácticas respetuosas con el medio ambiente. Adapta los menús con productos de temporada, así ayudarás al organismo a adaptarse mejor al medio, según la estación; por ejemplo come más frutas y ensaladas frescas en verano y legumbres, sopas y guisos en invierno.

-Asegúrate de tomar alimentos ricos en magnesio, como verduras de hoja verde, frutas, frutos secos y semillas, chocolate puro... Hay estudios, como el publicado por la Universidad de Vermont, que sugieren que el magnesio ayuda a paliar los síntomas de la depresión y la ansiedad.

-Cuida tu flora intestinal: en ella se descomponen y reciclan algunas hormonas. Mantenla en buen estado, consumiendo frutas y verduras, una fuente importante de fibra (prebióticos), que ayuda a alimentar ala flora intestinal, así como vegetales y lácteos fermentados, como el chucrut, yogur, kéfir y té kombucha, que contienen probióticos. Las dietas bajas en fibra se asocian con el desequilibrio hormonal en las mujeres. El extracto de ajo negro favorece el crecimiento de una flora intestinal saludable por su efecto prebiótico (inulina) y bactericida selectivo (refuerza el efecto barrera contra las bacterias putrefactivas) y anti-cándidas.

-Elimina elazúcar, el tabaco, el alcohol y la cafeína: son sustancias que provocan inflamación y desequilibrio hormonal. La insulina actúa sinérgicamente con muchas otras hormonas en el cuerpo. Los niveles elevados de insulina también pueden afectar a la salud hormonal. Cuando se consumen una gran cantidad de glucosa a partir de hidratos de carbono refinados o azúcares, se produce un aumento de los niveles de insulina, con el fin de mantener regulada la glucosa en la sangre. Este exceso de insulina provoca que demasiado estrógeno permanezca en el torrente sanguíneo y esto es a menudo responsable de muchos de los síntomas del desequilibrio hormonal específicamente relacionados a los problemas de salud de las mujeres. El mencionado extracto de ajo negro se muestra también como un aliado en la prevención de las complicaciones de un exceso de glucosa en sangre.

-Si el hígado no está funcionando a un nivel óptimo, el equilibrio hormonal puede verse afectado de manera significativa: el hígado es el órgano que tiene la responsabilidad primordial de la desintoxicación del cuerpo y de romper las hormonas para ser recicladas y/o excretadas. Mantener nuestro hígado en buen estado es fundamental para conseguir un equilibrio hormonal, y para ello lo mejor es no excederse con los alimentos que lo obligan a trabajar intensamente y ayudarle con complementos naturales, como el extracto de ajo negro, puro o combinado con alcachofera, cardo mariano, rábano negro o diente de león, que estimulan su limpieza y contribuyan a su buen funcionamiento.

-Equilibrio entre actividad y descanso: es muy importante un buen descanso para conseguir que el organismo se regule adecuadamente y consiga su homeostasis. Durante la noche el organismo se regenera y reconstituye, para que todos los sistemas funcionen de manera óptima durante el día. Por otro lado, llevar un ritmo de vida acelerado y sin momentos de conexión y sosiego interno nos provocaun estrés crónico quees muy perjudicial para nuestroequilibrio hormonal y nuestra salud en general. Es necesario aprender a gestionar el estrés, ayudándose de técnicas como la meditación, el yoga o el Qi gong. Además,, la práctica de deporte es muy beneficiosa, ya que libera endorfinas, las hormonas que proporcionan sensación de bienestar y optimismo.