Joao Félix, el «chico de oro» que aún no brilla en el Atlético de Madrid

El delantero colchonero coge el relevo de De Ligt como «Golden Boy», premio que acredita al futbolista de mayor proyección de Europa

Joao Félix se lamenta tras fallar una ocasión con el Atleti
Joao Félix se lamenta tras fallar una ocasión con el Atleti

Más de 150 votos de ventaja saca el delantero rojiblanco a su inminente perseguidor (Jadon Sancho) en el ranking, publicado hoy, de la XVII edición del Golden Boy, que reconoce al futbolista más prometedor. Los números de Joao Félix con el Benfica despertaron el interés de los clubes más grandes de Europa. La mayor oferta de la historia del Atleti (126 millones de euros) acabaría llevándose la puja por la joya lusa. Sin embargo, y tras una esperanzadora pretemporada en Miami, todavía no ha mostrado su mejor nivel en el Metropolitano.

Su primer partido con los colchoneros no fue un gran presagio. Se retiraba del campo con molestias en el minuto 25 ante el Numancia en un amistoso. A pesar de que en el inicio de Liga sí contó con la continuidad que se esperaba, el futbolista de 20 años no ha ofrecido las cifras goleadoras que tanto necesita su equipo. Ahora acaba de volver de una lesión de tobillo que le ha mantenido en el dique seco durante cuatro jornadas. Mientras, Álvaro Morata se ha consolidado como la referencia del ataque colchonero en su ausencia. Las imágenes de su regreso (Joao Félix), este fin de semana en Liga, delataban su falta de entendimiento con los sistemas de Simeone, que se desesperaba en la banda para que el jugador se colocase en la posición que él quería.

Aunque todavía queda mucha temporada, parece muy difícil que Joao Felix alcance las estadísticas del año pasado (21 goles), que le han acreditado como el jugador con mayor futuro de Europa. Sólo tres tantos acumula en lo que va de campaña.

Otros nominados en esta edición eran Sancho (Borussia), Havertz (Leverkusen), Haaland (Salzburgo), De Ligt (Juventus), Ansu Fati (Barça), Foden (M. City), Donnarumma (AC Milan), Zaniolo (Roma) y Malen (PSV), que quedaron clasificados en ese orden. Hay que descender hasta las posiciones 12 y 13 para encontrar a los madrididistas Rodrygo y Vinicius.

A pesar de la gran difusión que tiene este reconocimiento, en los últimos años recae sobre él una leyenda negra, que relaciona a los ganadores de este premio con carreras cortas y decepcionantes, de tan fugaz despegue como duración entre la élite. Ejemplos como Van de Vaart, Anderson, Pato o Balotelli podrían reforzar esta teoría, pero otros como Messi, Agüero o Mbappé la tiran abajo. Cesc Fabregas e Isco han sido los únicos españoles en recibirlo.

Con mayor o menor suerte, todos ellos, algún día fueron la joven promesa precozmente comparada con las mayores leyendas del fútbol.