Ojo: solo falta que a Sánchez le envíen un cañón a la Moncloa

Mitin del PSOE en Getafe con la presencia del candidato Angel Gabilondo, el presidente del Gobierno Pedro Sánchez y el Ministro Grande Marlaska entre otra autoridades.
Mitin del PSOE en Getafe con la presencia del candidato Angel Gabilondo, el presidente del Gobierno Pedro Sánchez y el Ministro Grande Marlaska entre otra autoridades.Jesús G. FeriaLa Razon

Él ve cómo crece el circo a su alrededor, ve cómo las balas de Cetme y la navaja salen de los sombreros de los prestidigitadores para que los lanzadores de cuchillos las tiren contra el PP, el partido criminal (Marlaska dixit), en una campaña que ya es como una película de Tarantino o una de zombis. Iván Redondo le susurra: tranqui, jefe, cuanto peor, mejor; llamémosles fascistas hasta que los indecisos se lo crean. Cinco controles se saltaron las balas de Cetme y la navaja enviadas por correo. Cinco. Ya solamente falta que a Sánchez le envíen un cañón a la Moncloa, y entonces el circo se animará aún más con el bonito número del hombre-bala. Con tanto estrépito, la cantante Alba Molina dice que no entiende cómo pueden dormir tranquilos los políticos. Parece claro: por las noches se cuentan a sí mismos las historias fantásticas que narran al personal cada día y al final caen como troncos sin necesidad de contar ovejitas, aunque tampoco desechan ese recurso ahora que ya se ve a un paso la inmunidad de rebaño. Y hablando de dormir, ahí está lo del Tribunal Constitucional: se dice (aunque no hay nada seguro) que prevé fallar sobre el estado de alarma dictado por el Gobierno de Sánchez en marzo de 2020 más o menos antes del verano de 2021. Dada la capacidad de olvido del presi o su permanente estado de amnesia, cuando emitan el fallo Él no recordará qué era el estado de alarma ni para qué coño servía ni las fervorosas homilías que nos regaló en aquel tiempo. El TC achacará la tardanza a la fatiga pandémica. En medio de este caos espectacular, al menos ahora tengo claro lo que quiero ser cuando sea mayor: magistrado del TC o senador, le grito al televisor. Juan José Lucas me contó hace tiempo un chiste muy bueno. «¿Sabes? No hay senadores creyentes». ¿Y eso?, pregunté. «Ninguno cree que pueda existir otra vida mejor». Ah, los sueños.

El del PNV se cumple: en julio la Guardia Civil tendrá que abandonar Navarra, ya lo han anunciado Iceta y Chivite. Quizá el ministro se justifique con una coña saltarina: a falta de sanfermines, si no salen los toros que al menos salga la Benemérita. Qué encierro.