Cayetano Martínez de Irujo, operado de urgencia

El conde de Salvatierra fue intervenido quirúrgicamente este miércoles de una obstrucción intestinal

Cayetano Martinez de Irujo en octubre de 2018
Cayetano Martinez de Irujo en octubre de 2018

Cayetano Martínez de Irujo ha sido operado de urgencia por una obstrucción intestinal.

Cayetano Martínez de Irujo ha sido operado de urgencia por una obstrucción intestinal. El conde de Salvatierra fue intervenido quirúrgicamente este miércoles con carácter urgente en la Clínica La Luz, de Madrid.

Como consecuencia de la operación, se ha cancelado la presentación del libro "De Cayetana a Cayetano", prevista para el próximo lunes 23 de septiembre en el Hotel InterContinental de Madrid.

El acto de presentación del libro se pospone, de esta forma, hasta que los médicos den el alta al paciente y Cayetano pueda recuperar su vida normal.

Cayetano Martínez de Irujo, hijo de la fallecida duquesa de Alba, fue operado de una obstrucción intestinal en noviembre de 2014. En esa ocasión, la intervención se realizó en la Clínica Santa Isabel, de Sevilla, aunque comenzó a sentirse mal el 20 de noviembre, el mismo día en el que falleció su madre, Cayetana Fitz-James Stuart y Silva. El duque de Salvatierra asistió al funeral de su madre en la catedral de Sevilla y fue el encargado de llevar la urna con las cenizas de la duquesa y colocarla en una hornacina de la iglesia del Cristo de los Gitanos, donde reposan y seis días después fue operado.

Posteriormente, en noviembre de 2015, tuvo que ser intervenido por el mismo problema.

El libro de "De Cayetana a Cayetano"-que salió a la venta el 4 de septiembre- en el que el quinto hijo de la duquesa de Alba habla de lo que supone el peso de un apellido y su historia.

"Pertenecer a la Casa de Alba es un gran privilegio pero también una gran responsabilidad que exige un altísimo precio a pagar: la pérdida de tu capacidad para decidir sobre tu propio destino", ha adelantado sobre la obra La Esfera de los Libros, para quien este libro ha servido a su autor para "exorcizar viejos demonios".

"En estas memorias -añaden- habla sin tapujos de todo y de todos: de su solitaria niñez en Liria, su loca juventud, su mala relación con Jesús Aguirre, de amigos, conquistas, terapias sanadoras y, sobre todo, del amor a sus hijos".

Pero sobre todo hablar de su madre, la persona que más ha marcado su vida y a la que le ha "costado entender", pero con la que al final logró el reencuentro y quien, antes de morir, puso en sus manos la gestión del patrimonio familiar.