Doña Sofía, a los 81: la nueva confidente de Don Juan Carlos

Celebrará su cumpleaños en familia y con el rey, cuya relación se ha vuelto cada vez más cordial y afectuosa.

Celebrará su cumpleaños en familia y con el rey, cuya relación se ha vuelto cada vez más cordial y afectuosa.

Mantener la energía y el interés por continuar en activo para seguir siendo útil a los demás a los 81 años es algo poco común. La edad avanzada limita la capacidad para seguir desarrollando planes de acción excepto para las personas cuya determinación es tan firme que ese sentimiento se sobrepone a cualquier síntoma de fatiga y desfallecimiento. La Reina Sofía, que cumple hoy 81 años, es un claro ejemplo de persona que se ha propuesto no dejarse vencer por los obstáculos que pueden surgir en cualquier momento para frenar su propósito de seguir en activo mientras la salud se lo permita. Y, según todos los indicios y las fuentes consultadas, la madre del actual monarca está en plena forma. La Reina Sofía va a tener la satisfacción de celebrar junto con su marido y gran parte de su familia más cercana –hijos y nietos– este año más de su ya larga existencia. Si tenemos en cuenta que lo que más le puede agradar a ella es estar rodeada de las personas que más quiere, se puede afirmar sin temor a cometer errores, que va a celebrar un cumpleaños feliz, sin duda. Hay que tener en cuenta que la sonrisa de Doña Sofía se ha hecho más amplia desde hace un par de años debido a que la relación con el Rey Juan Carlos se ha normalizado hasta hacerse cordial y muy afectuosa. Eso hace que cada vez compartan más momentos juntos como la boda del tenista Rafael Nadal y su ya esposa, Mery, la visita de doña Sofía a Sangenjo para ver regatear a don Juan Carlos, o el reciente almuerzo con los Reyes de Bulgaria y la diseñadora Carolina Herrera.

La atención a sus nietos, los dos hijos de la Infanta Elena, los cuatro de la Infanta Cristina y las dos de los Reyes Felipe y Letizia, es algo a lo que también dedica gran parte de su tiempo la Reina Sofía. Tanto ella como su marido han ayudado especialmente a los Urdangarín Borbón a superar la difícil situación de ver a su padre en la cárcel, lejos del hogar familiar.

Doña Sofía cuenta, desde hace cuarenta y dos años, con la mejor herramienta para seguir con sus planes de ayudar a los más desfavorecidos: la Fundación Reina Sofía. En esas más de cuatro décadas, se han promovido y gestionado más de 160 proyectos de carácter educativo, social o de ayuda humanitaria, de los que se han beneficiado miles de personas: niños, mayores, inmigrantes, personas con discapacidad y afectados por catástrofes naturales.

Los programas que ahora mismo tienen más fuerza son los que prestan apoyo a los Bancos de Alimentos, que ella se ha propuesto visitar todos los que existen en España, y las acciones de protección medioambientales del Mediterráneo, con atención especial al estudio de la proliferación de plásticos en ese Mare Nostrum que es cuna de la civilización europea.

Amor por los animales

La Reina Sofía ya ha participado en varias campañas de limpieza de las playas en las islas Baleares, adonde ha colaborado con los voluntarios que con bolsas y pinchos recogen los trozos de plástico que colman las orillas del mar. Es digno de verse el cortometraje de animación LEMON, en el que se visualiza la proliferación de plásticos en el mar y sus consecuencias en la vida de peces, tortugas y pájaros.

Su sensibilización con la enfermedad de Alzheimer le llevó a levantar con mucho esfuerzo el Centro Alzheimer Fundación Reina Sofía que ahora funciona a pleno rendimiento. Ella se preocupa de que siga adelante el proyecto de investigación de este terrible mal que permita encontrar soluciones que curen a los enfermos o, al menos, retrasen el avance de la enfermedad.

Su amor por los animales le ha llevado también a patrocinar un programa de protección del orangután en la Isla indonesia de Borneo junto con el desarrollo sostenible de las poblaciones locales del entorno. Las mujeres son también objeto de atención preferente para la Reina, especialmente las que se encuentran en situación de exclusión social severa, a las que su Fundación ayuda a través de Cáritas y Cruz Roja, ésta última dedicada a ayudar a personas mayores que viven solas.

Nuevo aspecto

Es curioso que la Reina Sofía haya cambiado de estilo a la hora de vestir desde que dejó su papel de consorte de Don Juan Carlos. Hace poco, en un concierto en el Auditorio Nacional, optó por una amplísima y larga chaqueta que sorprendió por su aire informal con un leve toque oriental. Pero el conjunto que vistió en el Club Náutico de Sangenjo, de fondo negro salpicado de margaritas blancas con el centro amarillo, dejó a más de uno asombrado del cambio de look, mucho más informal que los clásicos atuendos de antes. Es como si Doña Sofía se hubiese liberado y haya escogido vestir prendas cómodas en esta nueva etapa de su vida.