Julián Muñoz: "Gracias a Isabel cobro una pensión"

A seis días de que la tonadillera cumpla 63 años como una estrella renacida, el ex alcalde (70) desvela a la razón detalles clave en su condena: «Empezamos a vernos en secreto un año antes de que todo saliera a la luz».

El ex alcalde, que cumple tercer grado penitenciario, asegura que algún día contará por qué Isabel fue condenada a 24 meses de prisión por blanqueo de capitales. «Algo haría...», sugiere Julián Muñoz
El ex alcalde, que cumple tercer grado penitenciario, asegura que algún día contará por qué Isabel fue condenada a 24 meses de prisión por blanqueo de capitales. «Algo haría...», sugiere Julián Muñoz

A seis días de que la tonadillera cumpla 63 años como una estrella renacida, el ex alcalde (70) desvela a la razón detalles clave en su condena: «Empezamos a vernos en secreto un año antes de que todo saliera a la luz».

«Ya está bien de blanquear a todo el mundo. Lo están haciendo con Isabel Pantoja, lo están intentando con Jesús Gil (en la serie de HBO). Yo he cometido errores, he hecho las cosas mal y pido perdón mil veces si hace falta, pero jamás he metido la mano en la caja. Y si algún día me dejan explicarlo bien, lo demostraré. Lo digo las veces que haga falta. Y he pagado y sigo pagando. Más no puedo hacer porque vivo de una pensión de 1.100 euros». Julián Felipe Muñoz Palomo (Ávila, 1948) recupera estos días ese tono bravucón que le caracterizaba cuando era primero concejal y luego alcalde de Marbella, allá por 2003, y que había adiestrado en los últimos años de cárcel y enfermedad. Mentarle a la que fue «su gitana» despierta de nuevo al león dormido, pero ha sido otra Isabel la que le ha sacado de su retiro el pasado miércoles para colocarle en «prime time» de TVE y ahora en LA RAZÓN. La hija de la tonadillera confesó a «Lazos de sangre», presentado por Boris Izaguirre, que «le tengo mucho cariño a Julián y aunque le moleste a mi madre, fui a verle tras su primer permiso penitenciario». El ex de Pantoja confirmó en directo la cita furtiva y añadió «ella me pidió que volviera con su madre». Al rato, vía Luis Pliego, director de «Lecturas», la joven desmentía la confesión del ex de su santa, que se reafirma para este periódico: «Me ratifico en lo que dije. Cuando salgo de permiso, Isa viene a verme a Marbella y me pide que regrese con su madre. Te digo más. Yo le contesté que no pero evité decirle que ya estaba emprendiendo una relación con Karina». El afecto entre Isa y Julián es sincero y recíproco y el ex edil recuerda con pesar la infancia de la que él fue partícipe cuando ella aún era Chabelita: «Isa ha estado abandonada siempre. Y menos mal que tenía a Dulce. La mejor época de su vida fue cuando estaba yo allí porque le daba cariño. En ese momento ella era feliz, porque su madre siempre la tenía sola. Allí no había amigos, ni Dios iba a verla. ¿Qué pasa? Que cuando cumple 18 años se echa al monte y empieza a hacer lo que le da la gana... y con razón. Yo la quiero mucho». Frente al despliegue de afectos a la benjamina, sobre Isabel el ex político sigue con su enmienda a la totalidad: «Yo intenté que todo fuera bien, pero ella es lista, siempre busca el enfrentamiento, sabe lo que ser una víctima le convierte en portada, por eso en ''Superviviente'' se ha comportado así. La actitud victimista que ha tenido en la isla está totalmente estudiada. Igual que cada bronca que ha protagonizado. Ella nunca da un paso que no le genere dinero».

«He sido muy mujeriego»

Han pasado diez años desde que Pantoja sentenció su ruptura en la revista «¡Hola!» en febrero de 2009. Y Muñoz, condenado a 20 años por malversación, fraude y prevaricación –de los que 11 han sido entre rejas–, responde por primera vez a una cuestión que fue clave para la Udyco (Unidad de Delitos Económicos) y en su posterior condena. Los abogados de Isabel siempre mantuvieron que la relación con el ex alcalde se inició entre abril y mayo de 2003, para librarse así del primer acto de blanqueo que se le imputaba a la artista: la compra del apartamento de Guadalpín en febrero de 2003. Hoy, Julián afirma: «Solo te voy a decir que empezamos nuestro romance un año antes de que se supiera». Y continúa: «Mira, te voy a confesar algo. Mayte tuvo un fallo conmigo. Yo he sido muy mujeriego. Y un día ella me dijo que o me marchaba de nuestra casa o iban a venir mis hijas con la Policía. Yo ya era alcalde y me imaginé todo el escándalo. Me acojoné y me marché. Si Mayte hubiera tenido un poco más de aguante, no me voy de casa. Porque lo que yo tuve con Isabel no fue amor, fue un calentón. Yo estaba encantado de ser alcalde y además, quería una artista a mi lado». Pese a que presumieron de «dientes, dientes» de 2003 a 2008, Julián reconoce que su felicidad fue breve: «A partir del primer año eso se acaba y cuando se termina ella siguió ganando mucho dinero gracias a mí. Le subí el caché de 30.000 a 70.000 euros por actuación. Ella se llevaba la mitad. Y fueron 52 conciertos. ¿Qué hizo con esa fortuna? ¡Y que dijera que me pagaba hasta el café! Yo no ganaba nada. Eso sí, gracias a Isabel cobro una pensión porque me dio de alta». Le cuestiono por qué la economía de la sevillana sigue instalada en el embargo fiscal, el último hace una semana, y responde con otra pregunta: «¿De dónde ha sacado el dinero Isabel Pantoja en los últimos años?¿Quién se llevó los muebles de La Pera? ¿Quién se llevó el estudio de grabación?». Estos reproches materiales me llevan a interpelar sobre otros, los que Francisco y Cayetano Rivera le llevan arrojando muchos años a costa de los recuerdos de su padre. Julián expone su teoría: «A ver, en realidad no son tantos los trastos, son cuatro cosas... Creo que es un pulso con Carmina Ordóñez incluso después de muerta. Siempre se ha dicho que Paquirri seguía enamorado de ella e Isabel piensa algo así como «tú me quitaste el amor de Paco y yo no te doy sus recuerdos».

«En Isabel no manda nadie»

Ya puestos a tirar de hemeroteca, hasta valora su turbulenta amistad con la fallecida locutora Encarna Sánchez: «Mira, solo te digo que Encarna no mandaba en Isabel porque en ella no manda nadie. Siempre ha mandado ella. Yo siempre la he visto poner firme a todo el mundo». Siguiendo con las mujeres de carácter a las que ha amado, toca mentarle a Mayte Zaldívar, la madre de sus hijas, Elia y Eloísa. «Yo me separé tan rápido de Mayte porque Isabel me dijo que o presentaba los papeles de separación o no salíamos juntos en El Rocío. Pero tenía una vida maravillosa, porque el amor dura dos años, pero ahí había cariño, complicidad... muchas otras cosas». Antes de terminar, le recuerdo a Julián, en tercer grado y fiscalizado con una pulsera telemática, que en prisión me prometió que al salir de la cárcel contaría cuál fue el papel de Isabel para acabar condenada a 24 meses por blanqueo de capitales: «Algo haría...», sugiere con ironía. Y concluye: «Algún día contaré todo lo que he vivido. A mí ya me da igual. ¿Qué van a hacer? ¿Matarme? Cristina, yo ya estoy muerto».

Hacienda se queda con su sueldo

Pantoja recibía hace ocho días la notificación de un nuevo embargo sobre sus bienes, por valor de 270.000 euros, que confirmó el pasado lunes «Lecturas». De esta manera, parte del sueldo que la tonadillera ha ganado en «Supervivientes» ha ido directo al fisco. Hay que recordar que LA RAZÓN adelantó el pasado sábado que la intención de Isabel ya era saldar sus más de dos millones de deudas con Hacienda con los ingresos de la cadena de Vasile. Entre los proyectos que inyectarán más efectivo, el más inminente es «Idol Kids», presentado por Jesús Vázquez y que tendrá a Pantoja como coach estrella.