Gente

Kiko Rivera desvela que le cambió el color de los ojos tras la muerte de su padre

El dj relata un extraño suceso que le ocurrió tras la muerte del torero

El dj confiesa que aunque no tiene recuerdos de su padre, siente que lo ha llegado a conocer porque su casa está impregnada de él

Publicidad

Kiko Rivera está aprovechando todo el tiempo que tiene en la casa de Gran Hermano Dúo para abrirse y hablar de la gente que tiene al su alrededor. Nada más empezar el concurso, nos sorprendió unas declaraciones que hizo sobre su hermana Isa Pantoja y es que, aunque la relación de hermano haya pasado por altibajos, lo cierto es que ambos se quieren y así lo han demostrado públicamente. Ahora, ha relatado un extraño suceso que le ocurrió tras la muerte de su padre. Y no solo eso porque también ha confesado cómo es la relación que tiene con Raquel Bollo.

Uno de los momentos más trágicos en la vida de Isabel Pantoja fue cuando su marido Paquirri fallecía tras una cogida en la plaza de toros. Sin duda fue un suceso que además de marcar la vida de la tonadillera, marcó a muchos españoles seguidores del torero. Kiko Rivera ha confesado en la casa de Guadalix de la Sierra que aunque no tiene recuerdos de su padre, siente que lo ha llegado a conocer porque su casa está impregnada de él.

Publicidad

Estos últimos días ha hablado mucho de su padre y atención, porque ha contado un suceso increíble que le sucedió tras la muerte de Paquirri. Y es que al parecer, el dj que tenía los ojos azules desde que nació sufrió un cambio de color en ellos cuando murió su padre y se convirtieron en marrones. Un acontecimiento que se une a las anécdotas que contó su hermana Isa Pantoja en esa misma casa afirmando que de pequeña vivió un fenómeno paranormal y vio al torero. Sin duda, Cantora es un lugar que está lleno de recuerdos del difunto marido de la cantante y su recuerdo sigue muy presente a pesar de que hayan pasado ya 35 años.

Publicidad

Otra de las confesiones que ha hecho el hijo de Isabel Pantoja ha sido sobre la relación tan buena que tiene con Raquel Bollo. La colaboradora de Sálvame que vivió un tiempo distanciada con la cantante sin saber porqué, goza una relación muy unida con la tonadillera y sus hijos. Y es que Kiko ha explicado que: "A Raquel la quiero como si fuera mi tía, es la madre de mis primos, es como si llevara mi sangre". Lo cierto es que a pesar de las diferencias que pudo tener su madre con la colaboradora, el dj valora mucho la relación que tiene con ella. Y no solo con ella, porque como también ha dicho, está muy unido con su primo Manuel Cortés.