Kim Kardashian, pide ayuda para no perder su figura durante el embarazo

Kim Kardashian no para de hacer ejercicio por su temor a engordar.

Desde que se hiciera público su embarazo la celebridad ha sido vista haciendo mucho ejercicio con su entrenadora personal. Tracy Anderson, es una entrenadora reconocida por trabajar con estrellas de la talla de Gwyneth Paltrow o Madonna durante sus embarazos.

Cierto fue que Kim aceptó sus kilitos de más y compartió por su cuenta de Twitter que había subido 10 kilos, los cuales planeaba bajar pronto pero poco tiempo después se anunció que esperaba un bebé, por lo que recuperar su peso quedó pendiente.

Tal vez es por eso que Kim se encuentre tan preocupada por hacer ejercicio pues desde que la noticia se hiciera pública, ha sido captada constantemente saliendo o entrando al gimnasio. De hecho se dice que los únicos días que ha faltado a sus entrenamientos han sido dos cuando viajó a Miami por motivos de trabajo.

Fue la propia Kim la que informó en su blog: "Tracy Anderson me está manteniendo en forma, me está ayudando a hacer los ajustes necesarios para sentirme contenta, saludable y sobre todo ha creado una increíble rutina para que el bebé esté a salvo".

"Es muy importante para mí que estos ejercicios vayan de acuerdo con mi cuerpo y me agenda y estoy muy contenta que Tracy esté trabajando conmigo", agregó.

Meses antes que anunciara su embarazo se hablaba de su notable sobrepeso y una imagen un tanto descuidada. Incluso se negó a protagonizar una campaña para una marca de dietas, a diferencia de otras celebridades como Jessica Simpson quien sí han prestado su imagen para pastillas y otros planes alimenticios.