Actualidad

La gran noche de Victoria Federica

El torero Gonzalo Caballero, entre los invitados

El torero Gonzalo Caballero, entre los invitados

Publicidad

Victoria Federica de Marichalar y Borbón celebró anoche su puesta de largo en la finca El Chaparral, en Madrid. La hija de la Infanta Elena y Jaime de Marichalar ha reunido a su familia y amigos para celebrar su mayoría de edad nueve meses después de cumplir los 18 años. Los primeros en llegar al evento fueron los padres de la homenajeada. Jaime de Marichalar lo hacía conduciendo su propio coche mientras que la Infanta Elena lo hacía acompañada de la Reina Sofía, una orgullosa abuela que no quiso perderse esta cita tan especial para su nieta mayor.

A la fiesta también acudieron numerosos amigos de la joven que no dudaron en inmortalizar el evento en las redes sociales. El torero Gonzalo Caballero, recuperado de la cornada que sufría hace unos días, no quiso perderse la cita. Juan Urdangarín, primo de la anfitriona también acudió a la fiesta, la que tampoco quiso perderse Felipe de Marichalar, hermano mayor de Victoria Federica, que fue uno de los últimos en llegar.

Publicidad

La joven eligió para la ocasión un vestido largo en color rojo, color fetiche que ya ha lucido en otras ocasiones. Con tirante ancho, escote en V y adornado con flecos de pedrería, la anfitriona ha completado el "look"con una coleta baja y unos pendientes earcuff.

En las invitaciones en las que hace especial mención al dress code (mujeres de largo y hombres de smoking), Victoria pide expresamente a sus invitados que hagan una donación a una ONG en vez de gastarse el dinero en regalos para ella. Un gesto que no ha sorprendido a su círculo más cercano que conoce el carácter bondadoso y altruista de la nieta mayor de los Reyes eméritos.

Publicidad