Toque francés

David Francés y Clara Courel tras su sesión de maquillaje con productos de Bobbi Brown
David Francés y Clara Courel tras su sesión de maquillaje con productos de Bobbi Brown

Ponerse en sus manos es tener la certeza de que vas a estar radiante. Porque si hay una palabra en el estético lenguaje de David Francés, uno de mis maquilladores favoritos y al que hoy os presento, es conseguir que el rostro de cualquier mujer –independientemente de su edad o de unas facciones más o menos bonitas– resulte espectacular. Algo que él logra gracias a su exquisita técnica a la hora de maquillar; sin embargo, como experto en la materia que es, tiene otro gran secreto. En realidad, ya no lo es porque os lo estoy contando: se llama «Serum F», con «F» de Francés, un producto cosmético –al que él llama el cóctel de principios activos perfecto para conseguir lo que, en definitiva, todas deseamos, es decir, una cara descansada, firmeza e, insisto, una piel luminosa... ¡y no brillante! A largo plazo, el óvalo facial se remodela y los pómulos se repulpan. En fin, todo un fondo de armario de belleza.

El otro día, antes de acudir a un evento se me ocurrió pedirle cita o audiencia porque hay tardes que su agenda parece la de un ministro. En fin, tras un poco de chantaje emocional, me hizo hueco entre dos hermosas mujeres donde las haya y, claro, habituales clientas: Laura Sánchez y Raquel Meroño. También lo son Mar Flores, Fiona Ferrer y, por supuesto, decenas de anónimas que desde hace 20 años confían en su acertado criterio. Por cierto, si tenéis boda a la vista, como novias o invitadas, no lo dudéis porque causaréis sensación. Sus pinceles son infalibles. Aún no lo he dicho, pero... lo mejor es él, una bellísima persona.