Tuitfamoseando: Justin Bieber se queda sin trabajo y sin récord de Twitter

Justin Bieber @justinbieber. 25.725 tweets

Imposible averiguar qué pretendía la secta comercial antes conocida como Justin Bieber cuando, en plena Navidad, regaló a sus fieles un tuit que parecía extraído de su peores pesadillas: «Mis queridos ''creyentes'' (''beliebers'', en su jerga), me retiro oficialmente». La explicación, tan peregrina como el anuncio («Los medios de comunicación hablan mucho de mí. Inventan un montón de mentiras y quieren que fracase, pero yo nunca os dejaré, ser un ''creyente'' es un estilo de vida»), sólo pareció inquietar a una reducida parte de sus «fans»: apenas 310.000 «followers» retuitearon la presunta despedida. Parecen muchos, pero no lo son tanto si los comparamos con los 48 millones largos de seguidores que @justinbieber pastorea en Twitter. Si pretendía dar el campanazo por adelantado, pinchó. De hecho, se queda en cuarta posición del ranking de los mensajes más difundidos en 2013, por detrás del tuit luctuoso de @msleamichele, pareja del malogrado Cory Monteith (408.266 retuits); el también luctuoso anuncio de la muerte del actor Paul Walker (400.367 RT); y el más alegre del 20 cumpleaños de @NiallOfficial, de One Direction (367.183). Sin trabajo (supuestamente), y sin récord tuitero, sólo queda conocer cómo reconduce una retirada que nadie parece haberse creído.

elflash

La #bieberchritsmas es la nueva Navidad

Empeñado en convertir sus canciones en un credo, sus gustos en un catecismo y su persona en el profeta de todo eso, al joven prejubilado sólo le faltaba customizar también la Navidad. Dicho y hecho, @justinbieber no ha felicitado este año las fiestas navideñas, sino las «#bieberchritsmas», vestido para la ocasión como «Bieber Clause» y con las manos como rezando el Jesusito de mi vida. Amén.

Pío Pío

@justinbieber

«Mis queridos ''creyentes'', me retiro oficialmente (...) Pero yo nunca os dejaré, ser un ''creyente'' es un estilo de vida».