Ortega Cano: «Iré a prisión con la cabeza muy alta, no me esconderé»

Ortega Cano, durante el juicio por el accidente mortal en el que falleció Carlos Parra, que se celebró el pasado mes de marzo
Ortega Cano, durante el juicio por el accidente mortal en el que falleció Carlos Parra, que se celebró el pasado mes de marzo

José Ortega Cano ofreció ayer una entrevista en exclusiva a Antena 3. Este es el extracto de sus declaraciones más relevantes.

–Nacho Abad: Le han condenado a 2 años y medio de prisión, ¿cómo se encuentra?

–Ortega Cano: Me encuentro de salud regular. Me encuentro muy agotado, porque la verdad es que yo no pensaba que iba a suceder esto. No creía... confiaba mucho en la fe, en los santos y la verdad es que no creía que iba a ser así.

–N. A.: ¿Cómo se entera de la noticia?

–O.C.: Me llama una persona para decirme que había pasado esto. Concretamente me llama mi abogado. Para mí fue muy fuerte, muy fuerte. Ante todo quiero decirte que yo acato lo que la justicia dictamine. Sea como sea, lo que dictamine la justicia lo afrontaré. Pero no deja de ser para mí una noticia muy fuerte y un poco fuera de lugar.

–N. A.: Cuando le dice por teléfono su abogado: «Ha sido condenado a 2 años y 6 meses y esa sentencia es firme», ¿qué es lo primero que se le pasa por la cabeza?

–O. C.: Muchas cosas, Nacho, muchas cosas se me pasaron... Muchas cosas, sobre todo..., más que pensar en mí pensé en primer lugar en mi pequeño. Que estoy todo el día con él. Pensé en él, pensé en mi familia, en mi pareja. En el jarro de agua que ha sido para todos, que está siendo para todos, en mi hermano, mi sobrino, todos... la verdad es que ha sido una noticia bastante fuerte para todos. Todos me dan también mucho ánimo para lo que tenga que hacer lo haga con mucha valentía como siempre he sido, un hombre valiente.

–N. A.: ¿Rabia?, ¿indignación?, ¿furia?, ¿tristeza?...

–O.C.: No, rabia no, furia tampoco... tristeza mucha, sí, mucha tristeza porque yo no he tenido nunca un accidente en mi vida y llevo 40 años conduciendo por toda España, Francia, América y era la primera vez que me ocurría un percance con un coche. Y bueno no pensaba que esto me pudiera pasar y una vez que me enteré de la noticia después de 40, 50 días sin conocimiento en el hospital, lo primero que pregunté fue que si le había pasado algo a alguien y no me lo dijeron. Pasaron unos días porque no se atrevía nadie a decírmelo. Hasta que vino una persona muy amiga mía y fue él que me lo dijo. Fue un palo, un palo muy fuerte.

N. A.: Te dijo que había muerto Carlos Parra.

O.C.: Que había muerto una persona

N. A.: Y en ese momento cuando usted sabe que ha acabado con la vida de una persona, en un accidente...

O.C.: Pues lo prometo, me quería morir yo. Yo si tengo a mi alcance en ese momento algo para quitarme de en medio, me hubiera quitado de en medio. Yo quería ser él, lo digo con toda sinceridad a España entera, yo hubiera dado mi vida antes de la de él. Y bueno tuvieron que poner psicólogos durante un tiempo porque no era capaz de asimilarlo.

N. A.: ¿Tienes alguna palabra para la familia de Carlos Parra? Ellos son críticos contigo, son duros contigo...

O.C.: Yo entiendo que sean duros. Yo lo entiendo que la familia esté dolida y dolorida. Pero como digo, hubiera dado la vida yo por la vida de Parra, si eso hubiera podido ser lo hubiera hecho pero vamos, sin dudarlo.

N: Si tuviese la oportunidad de ver a la familia de Carlos Parra cara a cara, ¿qué le diría?

O.C.: Pues que lo lamento enormemente, que lo lamento enormemente, que lo lamento... y que rezo todas las noches, todas las noches lo tengo en mis oraciones.

N. A.: Su abogado va a pedir el indulto pero hoy la fiscal jefe ha dicho que se va a oponer al indulto.

O.C.: Yo creo que si la justicia al final del todo, decide que yo tenga que ir a prisión, yo iré a prisión, iré a prisión pero con la cabeza muy alta, para nada me esconderé la cabeza, para nada. Yo no he cometido un asesinato. Yo he tenido un accidente con un coche. Es algo que quiero que quede bien claro, como se puede pensar que yo quiero matar a una persona.

N. A.: Cabe la posibilidad de que entre en prisión, ¿se ve dentro?

O.C.: Hay mucha gente que aguanta. No me veo dentro pero si estoy allí, me tendré que aguantar.

N. A.: ¿Juras por tu vida, por la vida de tus hijos, que ese día no bebiste?

O.C.: Jurar por la vida de mis hijos sería muy fuerte. Yo lo digo con toda honradez y por mi alma y la alma de todos aquellos que quiero que ese día no bebí. Que la justicia haga lo que tenga que hacer, si tengo que ir a la cárcel, iré, lo asumo sin ningún problema. Me gustaría que después de pasar todo esto, que es de verdad tremendo, me gustaría que nos dejaran un poco tranquilos. Que me dejaran que mi pequeño vaya creciendo y que si Dios me deja estar con él, me gustaría que mi vida no se contara nada más que la verdad. Mi fondo, ha sido dedicarme nada más que a lo mío, no le he hecho mal a nadie. A todo el mundo le doy las gracias por todo el cariño que me están dando y será lo que Dios quiera.

Emocionado, no pudo evitar el llanto

Aunque durante toda la entrevista el diestro mostró una gran entereza, era consciente de que posiblemente, nunca había sido tan explícito hablando del trágicamente como ayer en la cadena de Atresmedia. Así, durante unos momentos José Ortega Cano no pudo ocultar su estado de ánimo y lloró al explicar la situación que está viviendo y cómo le está afectando a su familia.