Gente

El doctor cabeza o la maldición de los muertos

Alfonso Cabeza
Alfonso Cabeza FOTO: Efe Efe

Al doctor Cabeza, expresidente del Atlético de Madrid y exdirector de La Paz, lengua muy suelta que habla sin filtros, se le echa de menos en la animación del circo nacional. Lo entrevistó Darío Prieto en «El Mundo» y largó como acostumbra. «Todo esto es una maldición por haber sacado a Franco», dijo. Paren máquinas: dejen los científicos de investigar el origen del virus maldito, basta de visitar Wuhan para volver con las manos en los bolsillos, no más hipótesis sobre la desgracia de tener el Gobierno que tenemos, si es porque somos mayoritariamente gilipollas o porque Pedro El Hermoso es el más listo entre los tontos. Se trata de una maldición, y habrá que hacerle algún caso al doctor: los forenses saben mucho de muertos. De momento, ha colocado a Franco a la altura de Tutankamón: ocho de los que entraron en la tumba del faraón murieron en extrañas circunstancias. Aquí la maldición nos ha llegado en forma de plaga a la que no vemos fin, cosa también muy egipcia. Mientras, el «hot president» veranea por ahí. ¿Y qué nos pasará cuando saquen del Valle de los Caídos a José Antonio? ¿Sufriremos una atroz sequía cara al sol, arderán hasta las montañas nevadas, volverán a colocarnos el yugo y nos lloverán las flechas como al Séptimo de Caballería en «Murieron con las botas puestas»? No dice Cabeza cómo frenar la maldición. Podemos recurrir a Harry Potter y su varita, que estudió contrahechizos y magia defensiva en Hogwarts, o encomendarnos al arcángel San Miguel, o sea, ponernos morados a cerveza y que les den.