El fuego de Ibiza se originó en una cueva «hippie»

El fuego que ha afectado ya más de 400 hectáreas en Ibiza se originó por una negligencia en el interior de una cueva «ocupada por hippies».

El incendio en un cala de Ibiza ha arrasado ya 400 hectáreas
El incendio en un cala de Ibiza ha arrasado ya 400 hectáreas

Así lo aseguró ayer el consejero balear de Medio Ambiente y Movilidad, Gabriel Vicens, que explicó que el incendio fue causado por una o varias personas en una cueva cercana a Cala Benirrás, según las primeras investigaciones del Seprona y Medio Ambiente. No se conoce aún la identidad de los presuntos autores del fuego.

Según informa Efe, la zona en la que se desató el incendio está salpicada de cuevas que en época estival son usadas temporalmente por personas que acuden a Ibiza y que no disponen de vivienda.


Fuerte viento
Entretanto, los dispositivos desplegados no han conseguido extinguir las llamas por el fuerte viento reinante y por la complicada orografía. Los equipos de extinción dieron ayer por estabilizado el incendio. Ya no hay llamas, pero los medios aéreos están refrescando las zonas donde los focos han sido más intensos, antes de que las brigadas puedan entrar en las áreas quemadas para «matar el fuego». «Creo que en poco tiempo, si no cambian mucho las cosas, se podrá declarar controlado», declaró por su parte el presidente balear, Francesc Antich, después de sobrevolar la zona, en la que apreció «focos de humo intenso» en los que se concentran los esfuerzos.

Algunos vecinos que fueron desalojados al inicio del siniestro manifestaron ayer su malestar y denunciaron «desorganización» en los trabajos de extinción. Vicente Torres, de Xarracó Dalt, explicó que fueron desalojados de madrugada, pero el lunes, cuando volvieron a la vivienda, «todos los caminos estaban abiertos y no había ni Bomberos, ni UME [militares], ni Guardia Civil, ni nadie». Torres criticó que hubo «descoordinación» y su esposa, Maylin Hernández, se quejó de que «muchos payeses que conocen el terreno mejor que nadie», ofrecieron su colaboración, «pero la rechazaron».

Este es el peor incendio registrado en Baleares desde el año 2000, cuando ardieron 414 hectáreas en Manacor (Mallorca).

 

«Rave in cave»
Una de las últimas modas de la isla pitiusa es la celebración de grandes fiestas semiclandestinas en las cuevas, que son publicitadas a nivel internacional. «Rave in cave» es la denominación de las fiestas clandestinas de música electrónica que se celebran allí, animadas por luces proyectadas sobre las paredes. Por ellas han pasado «discjockeys» internacionales. Uno de ellos, Ryan O'Gorman, declaró tras una de estas fiestas: «Es el sitio más alucinante en el que he trabajado».