Motociclismo

Marc Márquez imagina el título

Los «niños» de la categoría de 125cc están acostumbrados a ser los teloneros de los mayores. MotoGP se lleva casi toda la atención, mientras ellos aprenden y acumulan años y experiencia para poder llegar a la «primera división»

Dominador. Márquez no permitió ninguna sorpresa en el circuito de Phillip Island. Fue inalcanzable para Espargaró y Terol
Dominador. Márquez no permitió ninguna sorpresa en el circuito de Phillip Island. Fue inalcanzable para Espargaró y Terol

Pero si el final de temporada se acerca, los otros dos títulos están ya decididos y el del octavo de litro se lo están disputando tres españoles, los focos cambian de dirección y se centran en los pequeños.

En Phillip Island, el combate con menos nombre en el cartel se convirtió en el de fondo. Lorenzo disfrutó sin sobresaltos de su corona siete días después de certificar su éxito y celebrarlo a lo grande en Malasia. «A mitad de carrera he decidido que era mejor no correr riesgos», explicaba el mallorquín tras «pasearse» hasta el segundo lugar del podio. Por delante, Stoner era inalcanzable, como siempre que corre en la puerta de su casa. Es su circuito, lo conoce como nadie y aprovecha para darse una alegría cada año. Rossi luchó sin piedad por la tercera plaza con Hayden, su vecino de taller el próximo curso en Ducati. El italiano lo adelantó a su manera, casi chocándolo, por si Nicky tenía alguna duda de quien va a mandar en 2011 en la marca de las balas rojas.

En Moto2 tampoco hay demasiadas cosas en juego más allá del subcampeonato de «Julito» Simón, cuarto ayer, y al que Iannone amenaza seriamente. Ganó De Angelis, mientras Toni Elías, séptimo, se lo tomaba con muchísima calma.

El único lugar del «paddock» donde las pulsaciones todavía están al máximo es en 125cc, con tres pilotos en busca de completar el cuadro de honor de 2010. Marc Márquez dio una nueva lección, para cerrar la gira por Asia y Oceanía con una estadística apabullante: tres carreras y tres victorias. El catalán no dio ninguna opción, con un ritmo imposible para los otros candidatos.

Igualó el récord de Aspar de nueve triunfos en una misma temporada y ahora tiene dos citas más para superarlo y certificar su triunfo. Dentro de quince días en Estoril disfrutará del primer «match ball», aunque no depende de él. Nico Terol y Pol Espargaró están a 12 y 17 puntos del líder con 50 aún por repartir. No pierden la esperanza, pero Marc es el que más claramente puede imaginar el título.