Herrera acusa a Zapatero de asfixiar y encanallar a la España autonómica

Rajoy asegura que los castellanos y leoneses prefieren al PP por su seriedad y eficacia

Salamanca - El presidente de Castilla y León, Juan Vicente Herrera acusó al Gobierno central liderado por José Luis Rodríguez Zapatero de asfixiar a la España autonómica y de encanallar el ambiente. Así lo criticaba durante un acto público del Partido Popular celebrado en Salamanca y enmarcado en la precampaña electoral que contó con la presencia del candidato popular al Gobierno de España, Mariano Rajoy.

Herrera pidió a la militancia y a los candidatos para las próximas Elecciones Generales que, pese a las encuestas y los estados de opinión, no se confíen y sigan trabajando para lograr que el futuro gobierno popular, tras las elecciones del 20N, cuente con tres diputados y dos senadores más para Castilla y León.

Herrera, que personificó el futuro en los atletas Marta Domínguez y Abel Antón, presentes en el mitin como candidatos por sus respectivas provincias, Palencia y Soria, desgranó las líneas maestras de lo que, en su opinión, debe suponer para España el nuevo Gobierno. Así, reconoció que, ahora más que nunca, «los ciudadanos deben ver cerca a sus representantes, pisando los terrenos difíciles». Para eso, explicó, necesitan la esperanza que supone Mariano Rajoy, para el que reclamó apoyos con el objetivo de culminar lo iniciado el pasado 22 de mayo, «el primer paso del cambio que los españoles tienen a su alcance», informa Ical.
Herrera advirtió que la prioridad del PP ha de ser los cinco millones de parados que hay en España, como parte de una «tasa insoportable»· que también afecta a uno de cada dos jóvenes, «que quiere trabajar y no encuentra oportunidades». Para luchar contra esa tendencia, dijo, «España ha de contar con un gobierno fuerte, abierto a dialogar con todos, capaz de encontrar los acuerdos políticos, sociales y territoriales que den buenas soluciones a este momento de crisis y de garantizar tanto la unidad de los territorios como la financiación de las competencias».

Por el contrario, lamentó que en los últimos años el país ha sido gobernado por unos dirigentes «incapaces de desarrollar grandes pactos para el futuro y que se han dedicado a enrarecer el ambiente y favorecer debates cuando lo más importante es la unidad de los españoles». Como ejemplo de esa afirmación recordó la situación del Archivo de la Guerra Civil, «en la que se cede a presiones de los partidos nacionalistas».

En el ámbito económico, Herrera apuntó que al futuro gobierno de Mariano Rajoy le tocará lidiar el toro de la financiación de las entidades locales, después de un periodo de ocho años en los que el Gobierno del PSOE «ha asfixiado a las Comunidades». En esa línea criticó la actual «política de tierra quemada de un Gobierno desleal, que transfiere a las Autonomías el déficit propio y que es un maestro del yo invito pero tú pagas», en referencia a las ayudas a la dependencia, «una medida necesaria», pero de cuya financiación «se olvidaron».

Por su parte, Mariano Rajoy afirmaba que los «magníficos» resultados obtenidos por el PP en Castilla y León en los pasados comicios y locales no son «casualidad» sino que se deben a que en esta Autonomía «se gobierna con seriedad y se está pendiente de la gente y de sus problemas». Destacó también el liderazdo de Castilla y León en educación, sanidad y atención a la dependencia.