Sincronizada / Las sirenas bailan flamenco

«Venimos con los deberes muy bien hechos», asegura Anna Tarrés

Anna Tarrés, seleccionadora española, da instrucciones al equipo de natación sincronizada que prepara su debut en los Juegos
Anna Tarrés, seleccionadora española, da instrucciones al equipo de natación sincronizada que prepara su debut en los Juegos

LONDRES- Las rivales no quitaban ojo de la piscina mientras las españolas ensayaban ayer su ejercicio. «No nos importa en absoluto. Es más, nos hacen un favor, porque las chicas ya se meten en modo competición», comentaba Anna Tarrés. Para la entrenadora catalana, éstos son sus cuartos Juegos. Se nota desde el principio que domina la situación. Tanto dentro como fuera del agua, impone respeto y levanta admiración. Gracias a su talento y a la dedicación de sus chicas, la natación sincronizada –que hoy se estrena con la rutina técnica de dúo «a lo flamenco»– ha pasado de ser un deporte minoritario a ser uno de los más seguidos en España durante los Juegos y todo el mundo da casi por hecho que ganará medallas.
Incluso el resto de los países tienen ganas de su triunfo. «Es curioso, la gente nos dice que les apetece que nos salga bien. Estamos muy orgullosas y venimos con los deberes muy bien hechos», señala a LA RAZÓN. Aunque las chinas les quitaron el segundo puesto en el último mundial, la catalana, que ayer tuvo oportunidad de ver a las rivales, asegura que «le sorprendieron para mal». «Podemos decir que en cuestión técnica estamos a la par y en dúo tenemos más posibilidades que ellas», señaló.
Con la retirada de Gemma Mengual, Andrea Fuentes (29 años) se convierte en la veterana. Su experiencia combina muy bien con la savia nueva de Ona Carbonell (22), con la que hoy competirá en dúo. Tras la rutina técnica, la pareja tendrá que pasar el lunes la rutina libre –donde bailarán un tango– y el martes la final, donde aspiran a conseguir la plata. El jueves será el turno del equipo.
Aunque las rusas parten como favoritas, según Tarrés, el desafío «está en nosotras mismas». El «zapateao» acuático que interpretará la pareja ha sido creado por la bailaora Flora Albaicín. La coreografía espectacular se acompañará por unos bañadores a topos blancos y negros de Marifé Gorriz.
«Sabemos que el equipo es joven (de las nueve chicas, seis se estrenan en unos Juegos), que le falta experiencia de alto nivel, pero se compensa por la ilusión, la juventud y las ganas de hacer cosas increíbles», señaló Tarrés, quien destacó las «inagotables» horas de entrenamientos que han llevado a cabo. Segura de sí misma, admite orgullosa que si las cosas salen como esperan, «probablemente», acabarán en el podio.