Alfredo Amestoy: «Haría un programa con Belén Esteban»

Profesión: periodista.Nació: en 1941, en Bilbao.Por qué está aquí: la Asociación de la Prensa de Madrid le ha concedido el premio Francos Rodríguez a su trayectoria profesional.

 
 

–Premio Francos Rodríguez a su trayectoria profesional relacionada con Madrid. Premios a la trayectoria, premios para viejos...
–Claro. Este país no es justo con los jóvenes ni con los viejos, pero Larra tuvo un hermoso entierro. Me gustan mucho Larra y la Gran Vía madrileña.

–Mire atrás: ¿qué le gusta de lo que ha hecho?
–Un reportaje en el que inventaba la España de 2023. Yo miro al futuro más que al pasado. En 2023, Ruiz Gallardón será primer ministro y Don Felipe, rey.

–¿Y qué no le gusta nada de todo lo que ha hecho?
–No me gusta mandar ni que me manden. No me ha gustado dirigir programas ni revistas.

–A usted le han visto mucho, pero ¿cómo ve usted a los telespectadores?
–Los de hoy son más indulgentes. Hoy se perdona todo.

–Y la tele, ¿cómo la ve?
–Antes hacíamos televisión para todos; ahora cada uno puede hacer su propia televisión, su programación.

–Y si le propusieran un programa con Belén Esteban, ¿lo haría?
–Sí, lo haría. Mañana mismo y gratis. Me gusta lo nuevo y perturbador.

–Va a cumplir los 70. ¿Es libre ahora de decir lo que quiera?
–Me interesa más vivir como yo quiera que decir lo que yo quiera.

–Francos Rodríguez fue periodista, escritor, médico, ministro, etc. Ahora es un premio de la asociación de la Prensa...
–Reza en una lápida andaluza: «To' pa' na», o sea, todo para nada. Así es.

–Quizá dentro de unos años entreguen el premio Alfredo Amestoy...
–No me preocupa nada. Cada día soy más orgulloso y menos vanidoso.

–Hombre, quedar como nombre de premio es una forma de quedar...
–Claro. Yo tengo envidia de Manu Leguineche, que da nombre a un premio estando vivo.

–Francos Rodríguez es también calle, estación de metro, centro deportivo, fundación...Elija.
–Prefiero estación de metro para que se citen en ella los enamorados.

–Francos escribió también teatro, como usted. ¿Ya no le tienta?
–Mucho. Tengo dos comedias sin estrenar: serán mi herencia. La verdad: yo quisiera haber sido Neil Simon. Mi frustración es no ser Neil Simon.

–Es presidente del Club de la Boina. ¿Ante que político se la quita?
–Ante uno que dijera: «Voy a darle la vuelta a España»...

–Pillín: sabe que a Rajoy le chifla la bicicleta...