Los muertos de la Guerra Civil

Uno de las iniciativas más ambiciosas para conocer el coste humano de la guerra de 1936 ya es una realidad.

Lluís Companys, en el centro de la imagen, es uno de los nombres que aparece en esta base datos
Lluís Companys, en el centro de la imagen, es uno de los nombres que aparece en esta base datos

Barcelona-Desde ayer una página web (www.gencat.cat/vicepresidencia/morts-guerra-civil) ofrece el mayor banco de datos sobre el coste humano que tuvo la Guerra Civil en Cataluña, sin hacer distinción de bandos o nacionalidades. Esta importante iniciativa, en la que se incluye por ahora, un total de 40.000 muertos, prevé superar las 70.000 víctimas una vez se unan los últimos datos recopilados por un equipo dirigido por el Centre d'Història Contemporània de Catalunya. Este centro, desde la web, recoge el impulso inicial del historiador Josep Benet.La base de datos, que fue presentada ayer en la Generalitat por el vicepresidente Josep Lluís Carod-Rovira y por los responsables de la iniciativa, nacida en tiempos de la presidencia de Jordi Pujol, recoge nombres y apellidos de víctimas de toda la Guerra Civil en Cataluña, tanto en el frente como en sucesos como los de mayo de 1937 o los bombardeos de Barcelona, extendiéndose hasta aquellos que murieron como consecuencia de la represión franquista por hechos bélicos, como el presidente de la Generalitat Lluís Companys. Según dijo Carod-Rovira, la web tiene de la función de «verdadero servicio público» y una «herramienta de trabajo imprescindible», entre otras cosas porque, como subrayó, «documenta totalmente el coste humano de la Guerra Civil en los dos bandos sin distinción».La base de datos permite, por ejemplo, hacer consultas por nombre, apellido, fecha de nacimiento y muerte o estado civil. En un segundo apartado, se puede consultar la condición –civil, militar o eclesiástica– y en un tercero se contemplan las circunstancias de la muerte o desaparición de la víctima.La propuesta contrasta con el Memorial Democràtic que auspicia la consejería de Interior de Joan Saura, cuyo trabajo se limita a procurar la memoria «de los represaliados por la dictadura franquista», olvidando a las otras víctimas. Por ahora, la duplicidad de entidades dedicadas a recuperar la memoria no parece preocupar a la Generalitat. En este sentido, mientras que el Memorial Democràtic de Saura cuesta unos 3,7 millones de euros, la pagina web auspiciada por Carod tiene unos costes que se elevan a 132.567,84 euros.