Eurovértigo Grecia provoca una «tormenta perfecta»

La crisis política y la posible salida del euro del país heleno hacen que la prima de riesgo española cierre en 477 puntos, su nivel más alto aunque el Tesoro coloca la deuda sin problemas> Rajoy busca el apoyo del BCE y de Berlín para que tomen decisiones urgentes y De Guindos recuerda que «España ha hecho lo que tenía que hacer»

Madrid- Europa está llena de dudas, tiene dos grandes problemas que debe solucionar (Grecia y España) y ninguno de los dos enfermos parece mejorar. Como consecuencia, los diferenciales de la deuda de todos los países europeos con Alemania (las temidas primas de riesgo) se dispararon ayer y, en el caso de la economía española, alcanzó el máximo desde la entrada del país en el euro, y llegó a tocar los 492 puntos básicos durante la jornada. Además, el coste de asegurar la deuda española a cinco años ya es el sexto más caro del mundo, al escalar hasta los 504.000 dólares por cada diez millones de bonos en balance.

El mercado especuló así con el rescate de España, cada vez más cerca si tenemos en cuenta que Portugal fue rescatada cuando su «spread» respecto al «bund» alemán superó los 517 puntos, apenas 25 por encima del nivel marcado por nuestro país en una jornada negra con el trasfondo de Grecia y el antaño «solvente y seguro» sector financiero español, que ayer se hundió en Bolsa para lastrar al Ibex 35.

La tragedia interminable
En el ojo del huracán apareció la historia interminable de la tragedia griega y su relación de amor-odio con la moneda única. La economía helena se encaminó ayer decidida hacia su quiebra y posterior salida del euro ante la negativa de varios posibles socios del Gobierno de coalición a acatar el plan de austeridad de la «troika» (UE, FMI y BCE), del que depende el segundo plan de rescate del país y, por tanto, que el Estado heleno pueda cumplir sus compromisos con los inversores. Hoy, sin ir más lejos, vencen 430 millones de euros en bonos griegos y la tensión política en el país impide que se desbloquee el tramo de ayuda de 5.300 millones.

Sin capital, Grecia no podrá devolver a los inversores lo que en su día le prestaron, y hay que recordar que la banca ya aprobó una quita del 70% de la deuda pública helena en sus balances. Entre los dos rescates (de 110.000 y 130.000 millones de euros) y los aproximadamente 100.000 millones de la quita de deuda en manos de inversores privados, el Estado heleno tiene comprometida una ayuda total de más de 300.000 millones, una cifra tan grande como lo será el desastre comunitario si el país abandona finalmente la disciplina del euro.

La situación en Grecia parece abocada a la convocatoria de nuevas elecciones, nueve días después de las últimas, mientras que Alemania ya baraja el escenario que surgiría del abandono del país de la moneda única. Con estos mimbres, la prima de riesgo de Grecia se disparó ayer un 12,42%, hasta los 2.612,6 puntos básicos, mientras que el bono heleno con vencimiento en un año registró un interés récord del 1.143% en el mercado secundario. Trasladado a una subasta en el primario, supondría que, por cada euro invertido, el Estado heleno pagaría un interés de 11,4 monedas únicas. Insostenible.

La renta variable de la UE también cotizó pendiente de los pactos en Grecia, y todos los índices del viejo continente despidieron la jornada en pérdidas, liderados por el descenso de Milán (-2,74%) y Madrid (-2,66%). El Ibex 35 volvió a los niveles de octubre de 2003 lastrado por todos sus grandes valores en una sesión en la que todos los valores financieros perdieron más que la media del mercado nacional por el fuerte impacto de las provisiones exigidas por el Gobierno para sanear los activos inmobiliarios.

El capital destinado a cumplir con la norma tumbará los beneficios y, por extensión, la política de dividendos del sector, que sufrió una nueva oleada de ventas liderada, como no podía ser de otra forma, por Bankia.


SUBASTA DEL TESORO
Otros 2.904 millones en Letras un 13% más caras
El Tesoro cerró ayer una subasta exitosa, pero tuvo que pagar ayer un 13,18% más de interés para captar 2.192,46 millones de euros en Letras a doce meses (rendimiento marginal del 3,099% frente al 2,738% anterior), mientras que el sobrecoste a 18 meses fue del 6,37% (cupón del 3,404%). En total, el Estado adjudicó 2.903,9 millones con una demanda de 6.324,33.