Ya no saben qué inventar: llega el USB dedo zombie

Si en los próximos días pide a un compañero de trabajo un pen drive para grabar unos documentos y se encuentra con que éste le entrega en su lugar un dedo humano de color verdoso no se asuste: su dueño no es un psicópata asesino, aunque sí alguien de dudoso gusto.

Ya no saben qué inventar: llega el USB dedo zombie
Ya no saben qué inventar: llega el USB dedo zombie

Y sobre todo: siga los consejos de sus creadores: "Llévalo siempre en el bolsillo, puedes colgarlo de tu llavero. Cuando el primer zombie (o el jefe, o el plasta de la oficina) se te acerque, enséñaselo para que sepa lo que le espera como siga tocando las narices".