Actualidad

África Brasil y España tiran del Banco Espírito Santo

El Banco Espírito Santo obtuvo un beneficio de 510,5 millones de euros en el pasado año, lo que se tradujo en una rentabilidad sobre recursos propios del 8,6% y un resultado por acción de 0,41 euros, muy similar al del ejercicio precedente.

El denominado «triángulo estratégico» del banco, compuesto por los negocio en África, Brasil y España, fue el verdadero impulsor de los resultados del ejercicio, en el que destaca la vuelta al crecimiento en España, que logró unas ganancias de 12,8 millones de euros, después de incrementar su cartera de clientes el 9,7%. La división internacional del BES representa ya el 40% del beneficio consolidado, al contribuir a los resultados con 203 millones de euros. Las tres regiones más importantes del banco consiguieron aumentar el beneficio en nada menos que un 30%.

La crisis por la que ha atravesado Portugal desde el pasado mes de mayo se ha dejado sentir y ha reducido el resultado del negocio doméstico en un 10,5%.

Relación con el Pastor

El Banco Espírito Santo (BES), uno de los más importantes de Portugal, confirmó ayer el objetivo de estrechar sus relaciones con el Banco Pastor aunque eso no signifique necesariamente una fusión. Así lo señaló ayer en Lisboa el presidente del BES, Ricardo Espírito Santo Salgado, durante una conferencia celebrada en su sede, quien subrayó que tiene «un gran respeto por las decisiones de los accionistas del Banco Pastor» y garantizó que la búsqueda de nuevas «sinergias» entre ambos no menoscabará su autonomía. El presidente del BES puntualizó así algunas informaciones que hablaban de una hipotética negociación entre los dos bancos para alcanzar una fusión, posibilidad que también fue negada por la entidad gallega. El presidente de la entidad portuguesa apostó por intensificar su relación para que el BES preste apoyo a empresas españolas interesadas en expandirse a países donde la entidad ya está presente y que el Banco Pastor haga lo propio con compañías portuguesas. «Esta relación es muy importante para nosotros, pero también para la economía española y portuguesa», aseguró Salgado, que inscribió esta colaboración en el marco de la estrategia de internacionalización de sus empresas en un contexto de crisis como el actual.

También citó la posibilidad de cooperar en determinados países de América Latina en los que existe una elevada presencia de portugueses y gallegos. El BES y el Banco Pastor alcanzaron un acuerdo en agosto del pasado año para colaborar en el área de seguros.

Publicidad