Muere por arma blanca un joven en un macrobotellón en Sevilla

El Ayuntamiento de La Puebla de Cazalla (Sevilla), de donde era vecino el joven muerto anoche por herida de arma blanca en el macrobotellón celebrado en Sevilla, ha decretado como jornada de luto el próximo lunes, mientras que las banderas ondean a media asta desde hoy.

Según ha dicho a Efe el teniente de alcalde de la localidad, José Santos, el joven fallecido, cuyas iniciales son F.J.G.V., de 24 años, estaba desempleado y recientemente había sido contratado durante un mes mediante la bolsa de trabajo municipal.

La familia del fallecido emigró hace casi treinta años a Baleares, al igual que hicieron casi dos mil vecinos de esta localidad en busca de trabajo en las islas, por lo que nació en Ibiza.
Su madre, con la que convivía en La Puebla de Cazalla, retornó a la localidad hace tres años y trabaja en la hostelería.

La intención de la familia era incinerar el cuerpo del joven pero, según José Santos, el forense aún no ha concluido sus investigaciones.

Fuentes policiales han asegurado a EFE que aún no se ha practicado ninguna detención en relación con este suceso, si bien se ha tomado declaración a siete personas como posibles testigos del homicidio.

El Grupo de Homicidios de la Policía Nacional está investigando las circunstancias de la muerte de un joven de 24 años que recibió una puñalada este viernes en una reyerta acontecida durante la celebración de un macrobotellón en los terrenos del Charco de la Pava, en la isla de la Cartuja de Sevilla.

La Policía ya ha interrogado a varios testigos, si bien aún no se ha producido ninguna detención. Más de 6.000 jóvenes tomaron parte en este macrobotellón convocado a través de las redes sociales para festejar la llegada de la primavera.