Palomares: sin solución al plutonio

Estados Unidos no aclara donde almacenarán los residuos radiactivos después de la visita que los expertos realizaron ayer a la zona contaminada

EEUU expresa su «compromiso» para «colaborar» en la limpieza de Palomares
EEUU expresa su «compromiso» para «colaborar» en la limpieza de Palomares

MADRID-Una delegación de técnicos de EE UU, junto con representantes del Centro de Investigaciones Energéticas, Medioambientales y Tecnológicas (Ciemat), visitó ayer los terrenos de Palomares, que permanecen contaminados desde que hace 45 años el choque en pleno vuelo de un bombardero estadounidense B-52 con un avión nodriza en una maniobra de aprovisionamiento causara la caída de cuatro bombas termonucleares, que no llegaron a explosionar, pero liberaron plutonio radiactivo. El objetivo principal de los técnicos de ambos países se centra en rehabilitar el suelo y reducir los 50.000 metros cúbicos de tierra contaminada a tan sólo 6.000 metros cúbicos.

El portavoz de la embajada estadounidense en Madrid, Jeff Galvin remarcó que el Gobierno norteamericano mantiene su «compromiso» de colaborar en la limpieza, si bien precisó que el posible traslado de los residuos de plutonio y americio a Estados Unidos «no se está tomando en estos momentos» y remarcó que se tratará de una decisión «política» que se adoptará entre los dos países.

Por su parte el director general del Ciemat, Cayetano López advirtió de que la rehabilitación de los terrenos exige un «proceso largo», pero que los técnicos disponen, «a priori», de «datos suficientes» para concretar un plan de limpieza.

El máximo responsable del Ciemat aseguró que en estos momentos no existe riesgo alguno para la salud, puesto que las zonas en las que hay «contaminación residual» bajo tierra están «protegidas y valladas y sólo podría haber algún riesgo si se remueven esas tierras y la contaminación pasara al aire», de forma que pudiera ser respirada o ingerida por la población.
 
Tras la visita de ayer a la zona donde tuvo lugar el siniestro, los técnicos estadounidenses y españoles mantendrán hoy una reunión de trabajo en la sede del Ciemat, en Madrid, para tratar de obtener conclusiones.

La visita de la delegación estadounidense ha incluido un recorrido por las zonas que se conocen como una y dos, ubicadas en el núcleo urbano de Palomares, y una tercera localizada en la vecina Villaricos, donde los niveles de radioactividad son sensiblemente inferiores. De las cuatro bombas que cayeron del bombardero de la US Air Force, dos se fragmentaron y ardieron liberando al exterior parte del plutonio que contenían.


Una limpieza de 25 millones
- Organizaciones ecologistas urgieron en enero la puesta en marcha de un plan de limpieza en lo que ha calificó como «una carrera contra el tiempo» y advirtieron que la citada situación «empeora y empeorará» si no se ejecutaban las operaciones para lograr la descontaminación del suelo, que se prolongarían un máximo de dos años con un presupuesto de alrededor de 25 millones de euros, según el diseño del Ciemat. En 2006, este organismo recibió el encargo para implementar un Plan de Investigación Medioambiental de vigilancia radiológica tras la expropiación del terreno.