Mas rebaja las expectativas del pacto fiscal en busca de consenso

BARCELONA– Aunque el consenso en torno al pacto fiscal se presenta difícil, el president de la Generalitat, Artur Mas, se ha aferrado al lema de una marca deportiva «Impossible is nothing», para intentar sumar el máximo número de adhesiones a su propuesta de financiación. Después de la ronda de contactos bilaterales con los líderes de los partidos poíticos de la oposición –ayer se reunió con Joan Herrera (ICV) y el jueves lo hará con los grupos minoritarios–, para vender su propuesta de pacto fiscal, Mas convoca a los partidos catalanes a una cumbre el próximo 30 de mayo para intentar forjar un consenso en torno a su proyecto.

Como el día que anunció que tenía intención de celebrar una reunión sobre el pacto fiscal, la oposición respondió a su iniciativa con escepticismo, ayer el portavoz del Govern enfrió las expectativas. «La cumbre no tendrá un resultado extraordinario, es un punto de partida importante pero no definitivo», subrayó.

Sumar al PP y PSC
CiU cuenta ya con el apoyo de ICV y ERC a su propuesta, tal y como quedó demostrado en el Parlament, el pasado octubre, cuando los tres dieron luz verde a las conclusiones de la comisión de estudio del pacto fiscal. Sin embargo, Herrera, tras reunirse con Mas, matizó su apoyo. El secretario general de ICV puntualizó que «queremos tener la llave de la caja –recaudar y gestionar los impuestos de los catalanes–, para tener más recursos para políticas de cohesión social, salud y educación». El portavoz del Govern respondió que comparten la demanda de los ecosocialistas. Tener la llave de la caja garantiza más políticas sociales, aseguró.

No contento con la respuesta del Govern, Herrera añadió otra petición, reclamó garantías para para que el que tenga más, pague más y para que el nuevo pacto fiscal no sirva para bajar impuestos a unos pocos. Porque, según Herrera, siempre que se ha mejorado el sistema de financiación, «luego ha venido alguien a rebajar los impuestos a quien tiene más».

El líder ecosocialista comparte con el Govern que el pacto fiscal tiene que tener ambición, pero matiza que ha de intentar sumar el máximo de fuerzas políticas posible. Y de momento, PP y PSC rechazan el pacto fiscal de Mas. Mientras que Herrera reclamó al PSC que flexibilice su postura, el primer secretario de los socialistas catalanes, Pere Navarro, y el portavoz del PP catalán, Enric Millo, exigieron lo mismo a Mas.

Navarro, que hoy se reúne con el líder de Unió Democràtica de Catalunya (UDC), Josep Antoni Duran Lleida, para tratar sobre el pacto fiscal, se abre a acercar posturas, pero reclama a Mas que su actitud sea recíproca. Los socialistas catalanes confían en Duran como hombre de consenso, hasta el punto de que proponen que el democristiano se sume a la cumbre.
Sin embargo, Homs insistió en que el modelo de financiación de Duran y el del Govern es el mismo, es decir, que Cataluña recaude y gestiones sus impuestos. Para el PP catalán, salir de la Ley Orgánica de Financiación Autonómica (Lofca) «es una postura maximalista y radical».

Millo avanzó que el PP irá a la cumbre del pacto fiscal con voluntad constructiva y actitud responsable, con la idea de buscar el máximo común denominador en torno a una mejora del modelo de financiación catalán, que toca revisar el año que viene. Pero también advirtió de que el encuentro será un «fracaso» si los partidos se presentan con propuestas «extremas».

El portavoz del PP catalán auguró que «si no hay consenso, –la cumbre– fracasará y acabaremos en un callejón sin salida», a no ser que Mas cambie de actitud y se preste a flexibilizar su propuesta. También avanzó que el pacto fiscal que, por ahora, propone CiU «no tiene ninguna posibilidad de prosperar en La Moncloa».

Elecciones anticipadas
Millo reprochó a Mas que esté utilizando el pacto fiscal como «caldo de cultivo» para convocar unas elecciones anticipadas. «Intentan hacer creer a los catalanes, como si fueran tontos, que el pacto fiscal lo resolverá todo», lamentó, tras regañar al gobierno catalán por tener una actitud «ilógica» e «irresponsable».

El portavoz del PP catalán auguró que el pacto fiscal, tal y como, por el momento, lo plantea Mas sólo logrará la complicidad de ERC. Y a ERC no le parece mala idea. La secretaria general, Marta Rovira, avanzó que su partido propondrá a CiU construir de forma unilateral una hacienda catalana propia.