China reclama al disidente Weiwei 13 millones en multas

Las autoridades fiscales chinas reclaman al artista y disidente Ai Weiwei, que fue liberado la semana pasada tras dos meses de prisión, el pago de 12 millones de yuanes (1,3 millones de euros) en impuestos y multas, según informó este martes un amigo.

Liu Xiaoyuan, un abogado que ha aconsejado a la familia de Ai y que es amigo del disidente, explicó que las autoridades fiscales chinas reclaman al artista el pago de cinco millones de yuanes en impuestos impagados y siete millones de yuanes en multas.

"Tiene tres días para dar su opinión por escrito", explicó Liu. "Según la ley de evasión fiscal (...), si no paga puede enfrentarse a acciones legales", indicó. "Ante una suma tan importante, podría haber una vista", explicó el abogado, que comentó que la vista podría celebrarse antes del 7 de julio.

Según las condiciones de su liberación, Ai no puede hablar con la prensa ni publicar nada en Twitter. La agencia estatal de noticias Xinhua informó la semana pasada de que Ai fue liberado "por su buena actitud a la hora de confesar sus crímenes y por la enfermedad crónica que sufre".

La Policía explicó que una empresa que controla Ai había evadido una gran cantidad de impuestos y que había destruido numerosos documentos relacionados con sus actividades fiscales.

Ai salió de la cárcel el miércoles tras pagar una fianza, justo un día antes de que el primer ministro chino, Wen Jiabao, comenzase un viaje a Hungría, Reino Unido y Alemania. Los dirigentes de estos dos últimos países criticaron el arresto del artista y la canciller alemana, Angela Merkel, se ha mostrado satisfecha ante la excarcelación en una rueda de prensa conjunta con Wen celebrada este martes en Berlín.

Las autoridades chinas han intentado silenciar a la disidencia con la detención de más de 130 abogados y activistas desde febrero, ante el temor de que las revueltas de Oriente Próximo y el norte de Africa se extiendan por China.