Los agricultores de Castilla y Aragón son los que menos pagan por el agua

El agua para las ciudades es treinta veces más cara que para el regadío, que en algunas zonas es casi gratis. 

Los agricultores de Castilla y Aragón son los que menos pagan por el agua
Los agricultores de Castilla y Aragón son los que menos pagan por el agua

VALENCIA- Los agricultores de Castilla- León, Castilla- La Mancha y Aragón son los que menos pagan por el agua. De hecho, podría decirse que es prácticamente gratis, según explicó ayer el responsable de la campaña de Agua de Ecologistas en Acción, Santiago Martín. El precio del agua para regadío varía mucho no sólo de una autonomía a otra, sino también dentro del mismo territorio, y la Comunitat Valenciana no es una excepción. «Todos los que siguen regando a manta, es porque pagan un precio muy bajo». Probablemente, los agricultores que más pagan, son los que la reciben del Tajo- Segura, sobre los doce céntimos, y los de Almería.El precio del agua no es una cuestión baladí. El artículo 9 de la Directiva europea exige que cada uso de agua debe contribuir a la recuperación de los costes de los servicios relacionados con el agua, incluidos los medioambientales. Ecologistas en Acción presentó una queja ante la Comisión Europea denunciando, entre otras, esta cuestión, y este organismo ha enviado un requerimiento al Gobierno español, para que corrija la aplicación de la ley.Martín aseguró que el precio del agua que pagan los regadíos, es demasiado bajo. De hecho, advierte que la agricultura es el único sector económico que prácticamente no paga por su materia prima. Son los abastecimientos los que cargan con la diferencia de precio. De media, los regadíos pagan de dos a tres céntimos de euros el metro cúbico, mientras que la que sale del grifo, cuesta un euro. «Es treinta veces más cara, y eso que el agua de abastecimiento es de primera necesidad, mientras que la agricultura es un actividad económica». Ecologistas en Acción insiste en que, si no se reflejan los costes, no se producen ahorros de agua, aunque reconoce que en el Mediterráneo se ha mejorado mucho la eficiencia del agua, especialmente en la Comunitat Valenciana y Cataluña, aunque la mitad del campo de español se sigue regando por inundación.