Telecinco rueda en Galicia «Piratas» su mayor serie de aventuras

Carlos Portela, creador de «Piratas», la nueva serie de ficción de Telecinco, eligió la España de principios del siglo XVIII para situar una historia de piratería de costa que tiene en los escenarios naturales de Galicia, y en su patrimonio monumental, un decorado espectacular.

Portela, para quien «el rigor histórico no debe condicionar el entretenimiento» y que es consciente de que los piratas que vivieron en la costa gallega eran muy distintos, aplica en cambio el rigor a la hora de elegir la estética de la serie, con armas o el vestuario, y detalles tan cuidados como la mano artificial del capitán pirata, inspirada en un grabado alemán de la época. Sin olvidar una goleta, convertida en barco pirata, que navegó hasta Galicia para rodar parte de la serie, que llegará el próximo año a los televisores.

La cadena de Fuencarral nunca había acometido un proyecto tan ambicioso, con presupuesto y condiciones de rodaje que tienen más que ver con el cine que con la pequeña pantalla. Pero en Telecinco, como ocurre en otras cadenas de la competencia, están convencidos de que los espectadores reclaman cada vez más calidad en los guiones y en las producciones. Y «Piratas» es un ejempleo de la nueva forma de hacer series, con una trama en la que se mezclan la comedia, el romance y el drama para mantener el interés de la narración y una producción que cuida la fotografía y rueda en exteriores el 90% de las escenas. Y todo ello con un elenco de actores donde destacan Pilar Rubio y Silvia Abascal, y Óscar Jaenada que hace olvidar su «Camarón», al meterse en la piel de un pirata que recuerda tanto al moderno Johnny Depp como al clásico Errol Flynn.

La serie cuenta la aventura de la búsqueda de un tesoro por parte de un grupo de piratas al mando del capitan Bocanegra (Aitor Mazo) en el que destacan su hija Carmen (Pilar Rubio) y un noble venido a menos (Óscar Jaenada) así como un jovencísimo aprendiz (Axel Fernández) y su hermano Esteban (Miguel Ortiz). Frente a ellos un malvado intendente de la Corona (Luis Iglesia), su esposa Blanca (Silvia Abascal), el capitán de la tropa (Octavi Pujades), y la joven Victoria (Xenia Tostado), que residen en «la fortaleza» (el castillo de Soutomaior), símbolo del poder.