CiU y PP apuran al límite la negociación y avanzan hacia pacto presupuestario

CiU y PPC están apurando al máximo la negociación sobre la ley de acompañamiento de los presupuestos para 2012, con vistas a intentar cerrar un acuerdo, hoy más cercano que ayer, sobre el canon del agua y otras tasas, antes de que mañana se vote el dictamen de la ley en comisión parlamentaria.

La jornada de intensos contactos que han protagonizado hoy CiU y PPC, con múltiples encuentros para ir limando simultáneamente cada uno de los escollos de la negociación, ha culminado con una reunión de más de dos horas en el Parlament, con los pesos pesados de cada bando, que no han conseguido desbloquear los últimos flecos.

La reunión se ha iniciado sobre las 18.45 horas en los despachos de CiU en el Parlament, con la presencia, por parte de CiU, de Jordi Turull, Ramon Espadaler, el portavoz del Govern, Francesc Homs, así como el director de la Agencia Catalana del Agua (ACA), Lleonard Carcolé.

Por parte del PPC han estado presentes Enric Millo, Jordi Cornet, Santi Rodríguez, José Antonio Coto, Pedro Chumillas y más tarde se ha incorporado también Eva García.

Fuentes de una y otra parte han coincidido en señalar que la reunión ha tenido un "mejor clima"que ayer, cuando el PPC parecía distanciarse del pacto al conocer las intenciones de CiU de imponer nuevas tasas recaudatorias.

Las posturas se han acercado cuando CiU ha justificado el sentido de sus propuestas, aunque no lo suficiente como para dar por cerrado el pacto, por lo que los contactos proseguirán esta misma noche y se alargarán a lo largo de mañana, con la perspectiva de que puedan cristalizar en un acuerdo antes de que al mediodía se voten en comisión los presupuestos para 2012 y la ley de acompañamiento.

Uno de los escollos principales que quedan por superar es el canon por captación de agua, una figura tributaria que ya existía, pero hasta ahora se había bonificado, por lo que en la práctica no repercutía en el coste final.

Ahora el Govern quiere poner fin a esta exención y cobrar el canon a las empresas suministradoras, tanto por el agua que captan en el medio natural y suministran a los abonados como por el agua que se desaprovecha por pérdidas y fugas.

Fuentes del PPC han explicado que una de sus líneas rojas en la negociación es que el canon no afecte al precio que pagan los ciudadanos por el suministro.

Durante las conversaciones, los populares han formulado una contrapropuesta y ambas partes han intentado alcanzar un punto intermedio, aunque la negociación se ha alargado a falta de estimar exactamente el efecto recaudatorio que tendría la solución final.

El director de la ACA se encargará de sopesar si la propuesta planteada en la reunión aseguraría la viabilidad económica de su organismo. Por parte de CiU, se ha explicado a sus interlocutores qué sentido tiene cada una de las tasas propuestas y se ha advertido del escaso margen que hay para prescindir de alguno de estos ingresos, dada la maltrecha situación de las arcas de la Generalitat y muy especialmente de la ACA, que arrastra una deuda millonaria.

Según han informado a Efe fuentes populares, la presidenta del PPC, Alícia Sánchez-Camacho, ha estado informada en todo momento de las reuniones desde Madrid, donde ha estado tanto hoy como ayer, cuando se reunió con el ministro de Industria, José Manuel Soria.

Los contactos entre CiU y PPC se han intensificado a lo largo de todo el día, hasta el punto de que las reuniones han sido casi continuas desde las nueve de la mañana hasta las nueve de la noche.

Algunos de los protagonistas que se han reunido por la tarde lo habían hecho ya por la mañana; incluso después de comer se han celebrado encuentros bilaterales entre cuatro diputados de cada partido que se han dividido los temas pendientes de acordar.

Entre ellos, la aplicación del canon del agua, las nuevas tasas introducidas por CiU en sus enmiendas, así como los últimos matices a la tasa turística y el cobro por receta farmacéutica, en las que el acuerdo ya está casi cerrado.