Los militares claman contra su «muerte civil»

Segunda manifestación de militares en menos de un año. Si la primera fue contra la Ley de la Carrera Militar, la de ayer frente al Ministerio de Defensa fue «por una carrera digna, por unos plenos derechos».

Un minuto de silencio «sin protocolo» en la marcha de militares
Un minuto de silencio «sin protocolo» en la marcha de militares

Menos gente que en la primera, menos frío, pero, pese a los esfuerzos del Ministerio y del PSOE por restar importancia a la concentración y subrayar los «logros» de la gestión de Chacón, sintomática de una actividad normativa que no ha contentado a nadie.
El departamento de Carme Chacón contraprogramó la protesta con una declaraciones en el Ministerio de la subsecretaria de Estado, María Victoria San José, durante la celebración del acto. Y el portavoz socialista en la comisión de Defensa, Jesús Cuadrado, tiró de agencias de noticias para destacar la escasa participación en la manifestación. Pese a todo, y vigilados por cuatro furgones de Policía Nacional, unos 200 militares alzaron la voz contra la tramitación de la Ley de Derechos y Deberes que se está debatiendo actualmente y que consideran «insuficiente» y la «muerte civil de los ciudadanos de uniforme».
El manifiesto que se encargaron de leer Rubén López y Sergio Santisteban, veteranos heridos en Afganistán e Irak respectivamente, protestaba porque «se nos olvida y se ignora nuestra condición de personas y ciudadanos». Y bajo esa premisa, reclamaron garantías «recogidas en la Constitución»: para su intimidad y dignidad; libertad de expresión; de reunión y manifestación; una carrera profesional justa; libre elección de los representantes en los órganos de participación y un largo etcétera, porque «se ha estrangulado la carrera militar a miles y miles de ciudadanos». Unas peticiones que siguieron al emotivo minuto de silencio por los caídos y al himno a la libertad de José Antonio Labordeta.